.
Formula Uno|19 sep 2013, 4:19 PM|POR CHRIS LINES / ap

Sebastian Vettel tiene relación amor-odio con Singapur

SINGAPUR. - El piloto de Red Bull Sebastian Vettel dijo el jueves que tiene una "relación de amor y odio" con el Gran Premio de Singapur, en momentos en que aspira a su tercera victoria consecutiva en el circuito de Marina Bay este fin de semana.

El amor fluye con facilidad por un circuito que ha jugado un papel clave en dos de sus tres campeonatos, precisamente los más recientes, mientras que el odio se debe al desafío de una carrera de dos horas en el calor tropical.

"Es una relación de amor y odio de alguna manera, porque adoro el reto, pero sé que es un trabajo muy difícil", dijo Vettel, y agregó que el Gran Premio de Singapur es más difícil que el circuito urbano de Mónaco, igualmente estrecho y lleno de curvas.

"Singapur es más exigente porque la carrera es más larga. Hace calor, es húmedo, por lo que es muy exigente para el físico".

Este será el sexto Gran Premio de Singapur, pero su condición como la única carrera nocturna del calendario, con grandes multitudes, ya ha dejado huella en Vettel.

"La Fórmula Uno no lleva aquí mucho tiempo, pero ya se siente como un clásico", aseguró.

El alemán parece encaminarse hacia su cuarto campeonato de pilotos consecutivo, ya que aventaja por 53 puntos a su más cercano rival, el español Fernando Alonso de Ferrari, cuando sólo faltan siete carreras.

Los únicos hombres que han logrado cuatro títulos consecutivos son el argentino Juan Manuel Fangio y el ídolo y compatriota de Vettel, Michael Schumacher, quien ganó cinco al hilo.

Así como la secuencia de Schumacher causó temores de que la F1 se había hecho demasiado previsible, lo que desató una serie de cambios en las reglas, el dominio de Vettel ha suscitado preocupaciones de que los aficionados están hastiados por el dominio de Red Bull.

"Hay algunas personas que están cansadas ??de que gane Red Bull, pero nosotros no lo estamos", dijo Vettel. "Lo más importante es recordar lo duro que tuvimos que trabajar para llegar allí en el primer momento".

El desafío al dominio de Vettel no vendrá desde adentro del equipo, pues Red Bull nombró al inexperto australiano Daniel Ricciardo como su compañero a partir del próximo año, en sustitución de su compatriota Mark Webber.

Vettel reconoció que ahora es la estrella indiscutible dentro del equipo, y bromeó que si Ricciardo "gana el campeonato el año que viene, me voy a ver bastante estúpido".

Pero agregó que no hay que subestimar sus batallas con Webber.

"A veces ha sido mucho más reñido de lo que parece desde el exterior", dijo. "No lo he tenido fácil, y estoy seguro de que no lo tendré fácil en el futuro"
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.