José Boquete|06 sep 2012, 12:00 AM|POR Omar Santana

El clamor de doña Tatica en Villa María no se resuelve

El ADN limpió hace unos meses la zona; pero se necesita intervención mayor
La situación se denuncia por segunda ocasión.

SANTO DOMINGO. El Ayuntamiento del Distrito Nacional (ADN) envió una brigada de limpieza a la intersección de las calles Juan Evangelista Jiménez y José Martí en el sector de Villa María para tratar de paliar la situación del enorme charco que se forma allí.

La acumulación de agua, hedionda y fétida, es el martirio de doña Altagracia Mieses, Doña Tatica, como se denunciara en este periódico en fecha del 11 de abril. La señora, que no descansa en la galería de su casa, solamente por el asco que le produce, sostiene que allí se debe cavar el pozo séptico.

Pedro Julio Mendoza, residente en Villa María, dice tener 61 años, 50 de vida en el sector, y desde que tiene uso de razón conoce del charco. Por lo que para el cabildo, sería una gran oportunidad para matrimoniarse con la gloria.

Los malos olores han provocado la puesta en venta de la casa junto al charco y aunque doña Tatica ha pensado en hacerlo, su vivienda es patrimonio de la familia.

En la denuncia publicada el 11 de abril, Pedro Bienvenido Martínez, residente en el sector, acusaba el incremento de enfermedades como el dengue y temía que la razón fuera el charco. Otro residente, Bertilio Grullón, dice que el charco se alimenta de las fugas que hay en el sector. "Se tapó hace un año. No ha valido de nada. Cada vez que llueve, por suerte, el agua mata el olor y uno respira por unos cuantos días".

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.