José Boquete|16 may 2013, 12:00 AM|POR Omar Santana

Fugas y deterioro vial en la calle Padre Miguel, de San Carlos

SANTO DOMINGO. Se hace afectados por las fugas en las tuberías de agua potable y el deterioro de la estrecha calle Padre Miguel, en el sector capitaleño San Carlos.

Sufren los residentes que no tienen un servicio de agua eficiente. Los comerciantes porque los hoyos no permiten que sus clientes se detengan. Los choferes de los autobuses públicos, cuyos vehículos se deterioran en los hoyos. Y los pasajeros que se maltratan en el relieve formado por los boquetes.

Leopoldina Pimentel, habitante en la señalada calle, se queja de que a la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (Caasd), los vecinos le han hecho un sin número de notificaciones, las que no han sido atendidas.

Xiomara Báez, que trabaja en un comercio próximo a la calle, denuncia que ella personalmente ha comunicado a la Caasd, desde hace meses y "parece caer en oídos sordos".

"Me dicen que van a mandar y de eso hace ya más de un mes. Mientras que en todas partes hablan de crisis de agua, que ahorren, pero no mandan", sostiene Báez. Las fugas han provocado diversos hoyos en la vía pública que han sido atendidos por los usuarios de la calle, quienes los llenaron con piedras, escombros y tierra, pero en conocimiento de que los problemas retornarán en breve tiempo. "Pueden asfaltar, pero si dejan la fuga se va a volver a dañar, porque el problema es la fuga", dice Pimentel.

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.