TECNOLOGÍA
| 16 FEB 2017, 12:00 AM
|

El intercambio con humanos podría desarrollar a los robots


 El humanoide interactivo llamado “Androidol U” durante un evento en Tokio.
El humanoide interactivo llamado “Androidol U” durante un evento en Tokio.

JAPÓN. Una androide hiperrealista será la nueva presentadora de un programa de televisión online, como parte del último experimento social que pretende demostrar que un robot es capaz de desarrollarse a través de la comunicación con seres humanos.

Androidol, juego de palabras entre Android y idol, tiene como objetivo convertirse en ídolo de jóvenes a través de programas en vivo por Internet.

“Androidol U” , mide 1,60 metros, pesa aproximadamente igual que un humano, responde de forma autónoma a los interlocutores que se comunican con ella a través del portal de vídeos Niconico.

Durante la presentación apareció en el escenario sentada y leyó algunos comentarios de sus interlocutores, como uno que le decía que estaba muy guapa, a lo que contestó con voz mecánica “¡Me da mucha vergüenza!”.

Aparenta una atractiva joven japonesa:lleva media melena y flequillo, viste una blusa blanca, vaqueros y zapatos de tacón. Maquillaje y esmalte de uñas además de unas largas pestañas completan el “look” hiperrealista.

En Japón, estos androides son ya protagonistas de escaparates, obras de teatro o películas (como “Sayonara” -“Adiós”, en japonés-).

El científico japonés Hiroshi Ishiguro, “padre” de este androide y conocido por haber creado una copia robótica de él mismo, auguró que en los próximos años ofrecerán asistencia en lugares públicos, centros comerciales, estaciones y escuelas, e incluso como profesores.

“U” es el primero de estos nuevos robots: la interacción con los usuarios a través de su programa semanal servirá para aumentar su vocabulario y contribuir a una mejora de su inteligencia.

“La comunicación (con los usuarios) ayuda a subsanar las limitaciones del androide. Cuantos más datos acumule, más se ayuda a su desarrollo“, señaló Ishiguro, catedrático de la Universidad de Osaka y líder del Laboratorio de Telecomunicaciones Avanzadas que lleva su nombre en Japón.

Esta es una buena forma de sacar al androide fuera del laboratorio y que adquiera nuevos conocimientos a través de la interacción con los seres humanos, explicó.

El proyecto ha sido desarrollado por el propio Ishiguro, en colaboración con la compañía de telecomunicaciones Dwango -dueña de Niconico- y los grandes almacenes Parco.

“Nuestro objetivo es que el androide pueda ayudar finalmente a la comunicación entre personas”, continuó Ishiguro. Efe

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese