Cine|15 ago 2013, 12:00 AM|POR Mario Núñez Muñoz

Pangaré, el payaso del Circo Esperanza

La película ha conseguido cierta notoriedad gracias a su tema.

SANTO DOMINGO. En la cinematografía latinoamericana de ficción el circo ha sido poco visitado. Los antecedentes que recordamos son lejanos : "El circo" (México, 1943) y "El gran circo Chamorro" (Chile, 1955). Ambos títulos son hoy frecuentes en los canales de cable que reviven los años dorados de una industria que fomentó el costumbrismo, como una forma de relación con los trasplantados del campo a la ciudad.

Largo entonces fue el camino de retorno al circo y a la figura del payaso que encarna esta discreta producción brasileña, que nos habla con sencillez cargada de emotividad. Si bien se plantea como una película de época, posee cierta intemporalidad que la hace parecer muy actual y un entorno transferible a cualquier lugar de la geografía sudamericana.

Benjamín y Valdemar

Benjamín es hijo de Valdemar, el dueño del circo. Ambos son payasos, oficio que contrasta con sus obligaciones de administradores y líderes de un variopinto grupo de artistas del espectáculo. El circo "Esperanza" recorre los pueblos del Estado de Sao Paulo durante los años 70, cuando todavía la televisión no estaba tan extendida. Pero Benjamín es un hijo del circo, no conoce otra vida, ni tiene otro personaje que interpretar mas que a Pangaré, un payaso con poca gracia y lento entendimiento. Llegado a la adultez, entra en una crisis existencial, que le llevará a tratar de hacer una vida diferente, alejado de su mundo natural.

Relato, estructura y personaje

El guión de este filme se apoya en la narrativa del mismo circo, su estructura alude a los distintos elementos que constituyen el espectáculo cirsence, es decir, episodios variados de corta duración, enlazados mediante viajes por caminos polvorientos. Esto le otorga colorido al relato y también sorpresa, especialmente en los encuentros fortuitos que tienen los personajes del circo con diferentes autoridades locales y funcionarios públicos. Pero tal forma de narrar le resta fuerza al desarrollo del personaje protagonista, quien además no tiene otro antagonista que el payaso que él mismo interpreta, por ello el relato decae pasada la hora de proyección.

Lenguaje y emociones

No obstante lo anterior, se acierta en el tratamiento que se le da a los personajes secundarios; de ellos surgen escenas dotadas de un emotivo lenguaje corporal y visual que van un paso más allá de lo que podría esperarse. Se consigue así una buena cuota de humanidad en ciertos momentos, que elevan el relato y lo acercan a lo mejor de las tradiciones del cine brasileño. Inevitable es acordarse de la emblemática "Bye bye Brasil" (Brasil 1979).

Un todólogo

Selton Mello es el escritor, director y protagonista del filme. Según ha contado, escribió el personaje para un actor conocido, pero la agenda de filmaciones no permitió contar con él, y no le quedó otra más que asumir su rol. Para éste, su segundo largometraje, consiguió un presupuesto de US$5,000,000- que le permitió un buen nivel de producción, y gracias a ello la postulación a los premios Oscar 2012, selecionado entre quince largometrajes brasileños.

Local y global

Esta producción ha conseguido cierta notoriedad gracias a su tema. El circo es una forma de espectáculo que sobrevive en todo el mundo e incluso se desarrolla a otros niveles como es el caso del Cirque du Soleil. Más allá de las motivaciones personales que su realizador pueda haber tenido, hay decisiones de producción que están en la base de su éxito. Elegir adecuadamente el tema, la forma y su estilo, en el contexto de un mundo globalizado, son cuestiones primarias que determinan el futuro de cualquier película. Entendemos que producciones hechas en latitudes cercanas como Brasil o México, pueden resultar mejores ejemplos para nuestro cine que una superproducción norteamericana. Y es que en definitiva no se pueden saltar etapas de desarrollo en esta materia.

Recomendable para productores, escritores y directores de cine. También por supuesto para quienes gustan del circo y su mágico mundo.

Ficha tecnica

El payaso (O palhaco). Brasil 2011. 89 minutos.

Dirección : Selton Mello

Guión : Selton Mello, Marcelo Vindicato

Música : Plinio Profeta

Fotografía : Adrian Teijido

Intérpretes :

Selton Mello

Paulo José

Larissa Manoela

Giselle Motta

Teuda Bara

Álamo Facó

Cadu Fávero

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.