Critica|18 oct 2012, 12:00 AM|POR Mario Núñez Muñoz

"La cara oculta" o el ojo que te ve

La Cara Oculta: la actriz colombiana Martina García, en una escena de la aplaudida película.

SANTO DOMINGO. En la historia de la narrativa, la habitación prohibida o secreta tiene importancia. Normalmente se asocia a historias de terror o fantásticas, pero en ninguna es más inquietante y misteriosa como en "Barba azul", cuento de Charles Perrault, publicado en 1697, en el que una mujer descubre cómo su marido oculta en una habitación prohibida los cadáveres de sus anteriores esposas.

Mucho de ello tiene "La cara oculta", incluso hasta la llave que provocara la curiosidad de la esposa de Barba azul, pero agrega nuevos e interesantes elementos, de manera que estamos en presencia de un guión que podría considerarse original. Esta es una co-producción entre Colombia y España, ganadora del premio del público en el reciente Festival Internacional de Cine Fine Arts.

La historia

Adrián, un joven director español, es invitado a dirigir la Orquesta Sinfónica de Bogotá; junto a él viaja su novia Belén, diseñadora de moda, que deja sus estudios para seguirle. Consiguen una casa en el campo que alquilan a una mujer alemana. Pero al poco tiempo Adrián coquetea con otras; para darle un susto, Belén se encierra en un lugar secreto que la dueña de la casa le ha confiado; desaparece misteriosamente y la policía inicia una investigación, en la cual el principal sospechoso es Adrián. Todo se complica con la intervención de Fabiana, una joven colombiana que el músico conoce en un bar.

Según su autor, es una "fábula siniestra que habla de la imposibilidad del amor cuando éste se enfrenta a nuestra naturaleza más terrenal. La película muestra los riesgos de poner a prueba el amor de tu pareja".

La realización

Destaca en esta producción principalmente su factura técnica. Imagen y sonido logran un nivel internacional de calidad. El guión plantea giros sorpresivos a la historia que logran mantener la atención del espectador, pero hacia el final algunas casualidades resultan un tanto forzadas e incluso innecesarias.

Ayuda en mucho al relato el tipo de montaje utilizado, ya que la historia no es lineal; a través de saltos en el tiempo conocemos primero a Fabiana y su relación con Adrián, luego, poco a poco nos vamos enterando de la verdadera historia detrás de los espejos y de la investigación policial.

Otro aspecto a tomar en cuenta es la música, bien utilizada como leitmotiv , las notas clásicas de la orquesta que dirige Adrián generan un grado de tensión de manera recurrente en este drama de corte psicológico.

Las actuaciones

Protagonistas son la colombiana Martina García y los españoles Quim Gutiérrez y Clara Lago, quienes consiguen un buen nivel interpretativo. Sus actuaciones son correctas, pero a nuestro juicio los personajes no logran llegar del todo a la intensidad que el drama planteaba. Cabe destacar que en ninguna escena dialogan los tres personajes protagonistas, pero el director se las arregla para sacar partido visual a la situación de encierro que planea el guión.

Baiz adentra de esta manera al público en un elemento fundamental y polémico de lo cinematográfico, la dimensión voyerista, en el morbo de mirar sin ser visto. Este aspecto es quizás lo mejor logrado, tanto del guión como de la puesta en escena.

Esta es la segunda producción de largometraje de Andrés Baiz y es probable que le abra las puertas a la industria internacional para hacer cosas de mayor envergadura.

Recomendable para los seguidores del cine independiente que en Latinoamérica sigue ganando adeptos a través de historias poco comunes.

Ficha técnica

La cara oculta. Colombia, España 2011. 97 minutos.

Dirección: Andrés Baiz

Guión: Andrés Baiz, basado en historias de Arturo Infante y Hatem Khraiche

Música: Federico Jusid

Fotografía: Josep M. Civit

Intérpretes:

Martina García

Quim Gutiérrez

Clara Lago

Alexandra Stewart

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.