Deportes|22 nov 2012, 12:00 AM|POR Nathanael Pérez Neró

Reyes sentirá en sus finanzas moverse de Miami a Toronto

En Canadá tendrá que pagar casi el 50% de salario en impuestos
José Reyes jugará la mitad de sus partidos en un parque de superficie sintética.

SANTO DOMINGO. José Reyes se encontraba de vacaciones en el lejano Dubai, cuando fue notificado por su agente Peter E. Greenberg la semana pasada de que había sido traspasado de los Marlins a los Azulejos en un paquete en el que también salió Emilio Bonifacio.

Más allá de la preocupación de moverse a un parque con grama sintética para un jugador que ha confrontado serios problemas físicos, el cambio de escenario comprometía más de seis cifras.

Reyes ha sido visto rara vez molesto en público, pero la llamada pudo amargarle la piña colada que degustaba en el caluroso emirato árabe y varias horas, ya que el movimiento de Miami a Toronto puede terminar costándole un recorte de US$8 millones más de lo previsto en su contrato de US$106 millones y seis campañas.

Salir de la Florida, que no cobra impuesto estatal y "sólo" se paga el 36% federal, tendrá un costo alto para él y el grupo, que también incluyó a Josh Johnson, Mark Buehrle y John Buck.

Jugar en la sede de los Blue Jays representa que por cada 100 dólares pagados como salario allí a los jugadores hay 47,9 que nunca llegan a sus manos, ya que son gravados como tributación federal. Las rentas internas canadienses toman el 29% y el estado de Ontario, del que Toronto es su capital, el 18,9%.

En las Grandes Ligas el dinero es repartido y contabilizado en función de 181 laborales, por lo que Reyes, al igual que José Bautista, Edwin Encarnación, Melky Cabrera y Emilio Bonifacio, serán cargados por 91 días.

En ese escenario, Reyes pagará al fisco canadiense US$2,4 millones de los US$5 millones que en 2013 recibirá en Canadá. De los otros US$5 millones que "cobrará" mientras juegue en los Estados Unidos tendrá que pagar un 36% (US$3,6 millones) como impuesto federal.

Pero los recortes no terminan ahí. De su salario bruto también habrá que descontarle los impuestos estatales y de algunas ciudades estadounidenses por dinero comprendido que ganará mientras juegue allí, es decir mientras visite Nueva York, Boston o Los Ángeles.

Para muestra un botón, Ichiro Suzuki tuvo que pagar en 2011 al estado de California (que cobra un 10,5% como impuesto a los ingresos recibidos allí superiores a los US$250 mil) US$218 mil por haber jugado 25 partidos en visitas de los Marineros a Oakland y Anaheim.

Para José Bautista, que devengará US$14 millones con los Azulejos, el monto aportado será mucho mayor.

Según le reveló al diario Los Ángeles Times el lanzador Dan Oliver, los días 15 de abril, la fecha límite para entregar los reportes de ingresos del año anterior, son un infierno para los peloteros. En su caso, tiene que firmar más de 100 páginas por concepto de declaración de impuesto a dinero cobrado en las diferentes ciudades en las que juega durante el año.

Al monto fiscal que cobran los peloteros hay que deducirle también entre el 4 y 5% que corresponde al agente y entre US$20 mil y US$50 mil a los "cubbies", el personal que se encarga de organizar los camerinos, suministrar la utilería y cualquier otro servicio que los jugadores necesiten.

Por concepto de cobro a ingresos de atletas que visitaron el estado a disputar partidos, California, que tiene 15 equipos entre NBA, MLB, NFL y NHL, recibió en el año fiscal 2006-2007 la suma de US$102 millones, según el LA Times.

NPerez@diariolibre.com

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.