Deportes|16 feb 2013, 12:00 AM|POR Diario Libre

Reyes está molesto con dueño de los Marlins

Le recomendó comprar una casa en Miami
José Reyes jugará en un tercer equipo en tres años.

SANTO DOMINGO. A su llegada al campamento de los Azulejos en Dunedin, Florida, José Reyes habló sobre el cambio masivo que lo envió a él y cuatro compañeros desde los Marlins a Toronto en noviembre, ofreciendo detalles que pueden molestar a seguidores del conjunto floridano.

Dos días antes de que Reyes, Josh Johnson, Mark Buehrle, John Buck y Emilio Bonifacio fueran transferidos, el torpedero dominicano cenó con el propietario de los Marlins, Jeffrey Loria, y dijo que este le sugirió al jugador establecer raíces en el sur de la Florida.

"Siempre me dijo que consiguiera una casa hermosa en Miami", dijo Reyes a CBS Sports. "Estaba en una cena con él en Nueva York, y todavía me hablaba de la casa. Dos días más tarde, fui cambiado".

El santiaguero dijo que la noticia del cambio fue tan conmovedora en principio, que pensó que alguien bromeaba con él.

Esta revelación complica la popularidad de Loria y añade leña a la percepción de que el propietario tenía planeado un recorte salarial tan temprano como el verano pasado, cuando transfirió al antesalista Hanley Ramírez a los Dodgers de Los Ángeles.

El cambio de Miami a Toronto puede terminar costándole un recorte de US$10 millones más de lo previsto en su contrato de US$106 millones y seis campañas.

Jugar en la sede de los Blue Jays representa que por cada US$100 pagados como salario allí a los jugadores, hay US$47,9 que nunca llegan a sus manos, ya que son gravados como tributación federal. Las rentas internas canadienses toman el 29% y el estado de Ontario, del que Toronto es su capital, el 18,9%.

En las Grandes Ligas, el dinero es repartido y contabilizado en función de 181 días laborales, por lo que Reyes, al igual que José Bautista, Edwin Encarnación, Melky Cabrera y Emilio Bonifacio, serán cargados por 91 días.

En ese escenario, Reyes pagará al fisco canadiense US$2,4 millones de los US$5 millones que en 2013 recibirá en Canadá. De los otros US$5 millones que "cobrará" mientras juegue en los Estados Unidos tendrá que pagar un 39,7% (US$3,9 millones) como impuesto federal.

Pero los recortes no terminan ahí. De su salario bruto también habrá que descontarle los impuestos estatales y de algunas ciudades estadounidenses por dinero comprendido que ganará mientras juegue allí, es decir mientras visite Nueva York, Boston o Los Ángeles.

Reyes dijo que no ve la necesidad de confrontar a Loria sobre el comentario de la compra de la casa.

¿Por qué necesito hablarle a ellos (a la gerencia del equipo)?", dijo. "No me quieren allá. No quiero verlo (a Loria). Me cambió. Todo está bien".

Reyes fue simpático con los fanáticos de los Marlins, además de su ex compañero y toletero del equipo, Giancarlo Stanton, quien mostró su disgusto a través de Twitter.

"Lo siento por los fanáticos de Miami", dijo.

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.