Béisbol|30 abr 2013, 3:00 PM|POR Mike Bauman / MLB.com

Los cátchers defensivos merecen su lugar en el All-Star

Yadier Molina ha ganado cinco Guantes de Oro en forma consecutiva
La defensa de los receptores es considerada prioridad en el juego de béisbol (AP).
EEUU. Yadier Molina de los Cardenales debería ser el receptor titular de la Liga Nacional en el Juego de Estrellas todos los años. No lo será, pero el boricua representa lo mejor del trabajo defensivo en esa posición tan crucial.

En las boletas del Juego de Estrellas, la producción ofensiva normalmente es el mayor criterio de los votantes, algo que se entiende hasta cierto punto. Pero en la receptoría, la defensa es lo primero. La mejor parte del juego de un gran cátcher defensivo puede escaparse de los puros números, pero eso no reduce su impacto en el béisbol.

Dadas las dificultades de su posición, Molina podría considerarse el mejor pelotero defensivo de Grandes Ligas. No sólo se trata de su brazo fuerte y certero, ni su habilidad de bloquear casi cualquier pitcheo por el suelo, sino también su disposición de hacer el extra por sus pitchers. Sabe manejar a sus lanzadores de la manera más astuta. Estudia los videos de los bateadores contrarios y hace lo demás para darle la ventaja a los suyos. De manera bien merecida, el puertorriqueño ha ganado cinco Guantes de Oro en forma consecutiva.

En los primeros años de la carrera de Molina, cuando todavía no era un bateador muy productivo que digamos, el entonces manager de San Luis, Tony La Russa, decía que el boricua aun sería un elemento positivo en su equipo aunque no bateara nada.

En años más recientes, Molina se ha hecho un bateador productivo y, por ende, un candidato año tras año para el Juego de Estrellas. Fue el titular de la receptoría por la Liga Nacional tanto en el 2009 como el 2010, además de participar en el Clásico de Media Temporada como reserva en cada una de las últimas dos campañas.

Estos elogios para Molina no tienen el objetivo de restarles calidad a los demás receptores que han sido titulares en otros Juegos de Estrellas. Brian McCann de los Bravos es, sin dudas, un cátcher de muchos logros y una parte íntegra del éxito de los lanzadores de Atlanta. Buster Posey de los Gigantes fue el Jugador Más Valioso de la Liga Nacional en el 2012 y ha sido crucial en los dos títulos que ha ganado San Francisco en los últimos tres años.

Joe Mauer de los Mellizos ha sido titular en dos Juegos de Estrellas y es un pelotero redondo. Sus tres títulos de bateo han sido históricos para la posición. Alex Avila de los Tigres también ha sido de gran importancia en uno de los mejores equipos de Grandes Ligas.

En el 2012, el receptor titular de la Liga Americana fue Mike Napoli, en representación de los Rangers. Napoli ya no funge como cátcher, jugando en la primera base (y como designado antes del regreso del dominicano David Ortiz) con su nuevo equipo, Boston.

La elección de Napoli no fue resultado de su defensa, sino su gran producción ofensiva desde el 2011 que incluía un OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de 1.046. Los otros dos receptores en el roster de la Americana-Mauer y Matt Wieters de los Orioles-hubiesen sido mejores opciones.

El manager de los Cardenales, Mike Matheny, conoce este tema muy bien. Como receptor ganó cuatro Guantes de Oro. Fue el cátcher titular de un equipo de San Luis que ganó 105 juegos en el 2004. Tenía todas las cualidades que se buscan en un buen receptor defensivo, pero fue sustituido en los Cardenales por nada más y nada menos que Molina.

A Matheny se le preguntó si se debería poner más énfasis en la defensa a la hora de seleccionar a los cátchers para el Juego de Estrellas.

"Sin dudas que sí, pero nunca ha sido así, ¿entonces por qué va a cambiar ahora", contestó el piloto. "Los que piensan de una manera más profunda le ponen más atención al aspecto defensivo. Cuando hablas del Juego de Estrellas, tienes que ganarte el favor de las masas, y la mayoría de los votantes ven la producción ofensiva. Siempre ha sido así."

Un Guante de Oro es más que un premio de consolación para un receptor que no fue elegido para el Juego de Estrellas. Es una validación de su trabajo.

"Es bueno tener premios como el Guante de Oro, por los que votan los managers y coaches", dijo Matheny. "Ellos ven lo que hace un muchacho detrás del plato, sin importar la producción ofensiva.

"(El Juego de Estrellas) tiene que involucrar a los fanáticos, y son ellos que votan", continuó. "Ellos son parte íntegra de nuestro juego. No sé si el Juego de Estrellas debería incluir a sólo los que tienen buena defensa, pero me alegro de que exista el Guante de Oro que sólo se enfoca en la defensa."

Para Matheny, somos afortunados ahora, porque hay un buen número de cátchers que sobresalen en todas las facetas del juego.

"Estamos en una era ahora en que estamos viendo algunos buenos ejemplos de eso. Hay una mezcla (de defensa y buen bateo)."

En San Luis, una base de fanáticos con mucho conocimiento y dedicado a su equipo entiende por completo el valor de lo que hace Molina. Y en este equipo, con este manager, siempre se reconoce el trabajo del boricua.

Después de una victoria reciente sobre los Nacionales, Matheny dijo lo siguiente: "Yadi bloqueó como cuatro pitcheos por el suelo en situaciones en que (Washington) tenía corredores en segunda y tercera. Esto pudo haber resultado en tres carreras.

"Es el tipo de cosas que pueden pasar desapercibidas, excepto cuando él sale del terreno. Lo primero que le dijo es, "Acabas de salvar tres carreras.' Es bueno ver que la gente con la mente abierta vea y reconozca la dificultad de esa posición."

Debería haber más reconocimiento en el Juego de Estrellas para los grandes receptores defensivos. Pero en lugar de eso, podría haber un cuarto entero lleno de Guantes de Oro en la casa de Molina.
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.