BÉISBOL
| 16 FEB 2017, 4:00 AM

Alex Reyes engrosa la enorme lista de dominicanos requirieron Tommy John


SD. A los 22 años, Alex Reyes, el prospecto número cuatro del béisbol según Baseball America, con una plaza en la rotación de los Cardenales y reserva del equipo dominicano para el Clásico Mundial se ha convertido en la más reciente víctima de una plaga que requiere la temible pero cada vez más eficiente cirugía que saca de los diamantes entre 12-18 meses.

El codo derecho de Reyes encendió las alarmas tan pronto se sometió al examen médico de San Luis en Jupiter, Florida, el lunes y la resonancia magnética del martes comprobó la rotura del ligamento ulnar.

Con Reyes, nacido en New Jersey pero firmado en el país en 2012 por un bono de US$950,000 y suspendido por 50 partidos en 2016 por consumo de marihuana, el número de dominicanos que ha requerido ese procedimiento quirúrgico alcanza los 112.

Es una lista que abrió José Mesa en 1989 cuando tenía 23 años y pudo relanzar una carrera que coronó como el primer criollo que alcanzó los 300 rescates y que tiene a José Rijo como el que más veces ha requerido el quirófano con tres.

De acuerdo a la data que monitorea MLB Player Analys la edad promedio del quisqueyano es 23 años a la hora de operarse, la mayor parte ya estaba en las Grandes Ligas cuando el codo “explotó” con 44 de ellos (39%), con la categoría AA de segunda (22 casos o 19%). Luego llegan los que estaban en rookie o novatos (20 o 18%), también se han hecho 8 a criollos en A avanzada, 7 en AAA, 4 en A temporada corta y otras 6 a jugadores del bachillerato.

La noticia de Reyes llega tras un año (2016) en el que el número de duartianos operados (6) bajó a mínimo en cuatro cursos. En 2015 hubo 12 y en 2014 se alcanzó el récord con 15.

De hecho, encontrar el último jugador establecido en el Big Show que tuvo que operarse hay que irse a marzo de 2014 con Iván Nova y perdió 14 meses.

Hasta 1999 no hubo una temporada con más de un criollo que optara por este proceso salvador de carreras introducido por el doctor Frank Jobe en 1974 cuando las posibilidades de éxitos eran una entre 100 casos. Tommy John se convirtió en esa excepción, de ahí el bautizo.

Para 2009 las probabilidades habían subido a 85-92% en la medida en que la ciencia desarrollo nuevas tecnologías con el doctor James Andrews como principal referencia.

El equipo que ha tenido más casos de dominicanos que han necesitado la cirugía ha sido Florida Marlins (8), seguidos por Diamondbacks, Rangers, Atléticos y Bravos (7 cada uno), Dodgers, Piratas y Cerveceros (6), mientras que Mets, Toronto, Tigres y Yanquis llevan cinco.

Casos de éxitos

Francisco Liriano necesitó la cirugía con 22 años en 2006, le tomó 17 meses recuperarse, pero desde que regresó registra 83 triunfos y ha logrado US$44,2 millones.

En el grupo también aparecen Odalis Pérez, Fernando Rodney, Rafael Soriano, Octavio Dotel, Alberto Reyes (dos veces), Héctor Noesí, Alfredo Simón, Edinson Vólquez, Danny Salazar, Arodys Vizcaíno y Neftalí Féliz.

Jugadores de posición como Rafael Furcal, Miguel Ángel Sanó, Rymer Liriano, José Guillén y Héctor Gómez también necesitaron del procedimiento.

NPerez@diariolibre.com

Desde el más viejo al menor

A Rijo, que se operó con 30 años, le tomó 72 meses de recuperación entre operaciones, un tiempo en el que hasta su nombre apareció en la boleta del Salón de la Fama. Pedro Beato la necesitó cuando tenía 17 y todavía cursaba la secundaria en Brooklyn, Nueva York. La apuesta fue certera para Beato, que fue seleccionado en la ronda 17 del sorteo de 2005 por los Mets, llegó a las Grandes Ligas en 2011, ha ganado US$1,4 millones y en 2016 lanzó en AAA de los Orioles.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese