|Dopaje|
| 01 DIC 2016, 1:30 PM
|

Atletas derrotados por rivales dopados esperan sus premios


Olga Kaniskina, a la derecha, con la irlandesa ganadora de la medalla de plata Olive Loughnane, en la ceremonia de premios del Campeonato Mundial de Atletismo en Berlín el 16 de agosto del 2009.
Olga Kaniskina, a la derecha, con la irlandesa ganadora de la medalla de plata Olive Loughnane, en la ceremonia de premios del Campeonato Mundial de Atletismo en Berlín el 16 de agosto del 2009.

MOSCÚ. Han pasado siete años desde que participó en el campeonato mundial de atletismo en Berlín, y Olive Loughnane todavía no ha recibido el dinero que le corresponde.

Ello se debe a que la ganadora de la caminata de 20 kilómetros no fue la irlandesa, sino la rusa Olga Kaniskina. Pero Kaniskina, quien luego fue descalificada por dopaje, no ha devuelto ni la medalla de oro ni los 30.000 dólares que ahora le corresponderían a Loughnane.

“Tengo tres niños pequeños”, dijo Loughnane. “Tendrán que ir a la universidad, y ese dinero no es insignificante. Como atleta yo no gané lo suficiente como para poder jubilarme”.

Los atletas que fueron derrotados por competidores que se habían dopado no sólo fueron privados de su momento de gloria en el podio escuchando el himno de su país, sino en muchos casos del dinero en efectivo que les correspondía. En los casos de cuatro atletas dopados de Rusia y Bielorrusia que no han devuelto el dinero, el total adeudado a decenas de atletas podría ascender a 410.000 dólares, según comprobó una investigación de la Associated Press.

Se estima que el problema irá empeorando a medida que aumentan los nuevos análisis de dopaje de atletas años después de que compitieron. Unos 100 atletas de diversas disciplinas han sido despojados de títulos conseguidos en los olímpicos del 2008 y del 2012 debido a que controles con nuevas tecnologías determinaron que habían usado sustancias prohibidas.

Atletas derrotados por rivales dopados esperan sus premios
La rusa Maria Savinova festeja al ganar la final de los 800 metros en los Juegos Olímpicos de Londres el 11 de agosto de 2012.

Si bien los Juegos Olímpicos no entregan dinero junto con los premios, las descalificaciones por dopaje usualmente anulan años de resultados e ingresos provenientes de campeonatos mundiales y otros eventos pasados.

En el atletismo, el problema es particularmente grave porque el organismo rector de ese deporte, la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (FIAA), insiste en que sólo puede redistribuir el dinero si el atleta penalizado lo devuelve primero. Sin embargo, el principal recurso que tiene la FIAA para obligar a los atletas a devolver el dinero es prorrogarles su expulsión, lo que no surte efecto si los atletas ya pensaban retirarse o si ya estaban castigados de manera vitalicia.

Respondiendo a preguntas de la AP, la FIAA no confirmó cuántos atletas dopados debían dinero, cuál es el monto total de la deuda o cómo piensa recuperar esos fondos. Sin embargo, enfatizó que el tema estará en la agenda de la reunión que tendrá el organismo esta semana en Mónaco.

“Estamos ya en consultas con la comisión de los atletas y con otros miembros de la familia de la FIAA para hallar un sistema viable que satisfaga a todas las partes. Confiamos en que los cambios y propuestas que hemos adelantado estarán reflejados en la próximo reunión de elaboración de normas de competencias”, dijo el organismo en un comunicado.

Entretanto, siete años después de su carrera contra Kaniskina en Berlín, Loughnane está ya retirada y ahora recaba cifras de delincuencia para el gobierno irlandés. Kaniskina es una funcionaria de una agencia deportiva y podría ser que decida que, con 31 años de edad, no vale la pena devolver el dinero para que se le permita volver a competir, dijo a la prensa rusa el principal entrenador de caminata veloz de Rusia. Kaniskina ganó alrededor de 135.000 dólares en premios en eventos de los que luego fue descalificada.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese