|Sóftbol|
| 26 NOV 2016, 11:15 PM

Una promesa de solo seis años despunta en el sóftbol

Hereda la vena softbolistica de su abuelo, sus padres, su tía, su prima y a su hermana

SANTO DOMINGO. Con apenas 6 años Isabella Noemí Pascual sigue los pasos a su hermana Angelina. Como herencia de su abuelo José Pascual, su padre Delvin y su tía Jacqueline, desde los dos años mostró vocación por el sóftbol, el deporte de “la familia”.

La niña reside en Miami junto a sus padres y es parte del proyecto de la Federación Dominicana de Sóftbol que preside el ingeniero Garibaldy Bautista, de contactar atletas de padres dominicanos residentes en el exterior.

Delvin cuenta con el aplauso de Eunice Rosario, su esposa, quien comparte con él los momentos de gloria que viven en el deporte, ya que ella jugaba en su escuela cuando tenía 20 años de edad. La familia la completa un varón, el segundo de los tres, quien comparte sus estudios con la práctica de béisbol.

“Es una promesa, le gusta el sóftbol y su abuelo la consiente y tiene el apoyo de nosotros”, indicó Delvin destacando con orgullo el ánimo Isabella y “el gran entrenador que es su abuelo”.

Una promesa de solo seis años despunta en el sóftbol
José Pascual entrena a su nieta Isabella quien con solo 6 años ha mostrado vocación por el sóftbol.

Hijo de gato, caza ratón

En ese orden recordó que José Pascual fue fundador de la liga La Toronja, y que esa institución ha incidido en las selecciones nacionales femenina, promoviendo el estudio y la formación de decenas de jóvenes que hoy son profesionales y se mantienen activas en la práctica del sóftbol.

“No tengo dudas sobre el futuro de mis hijas, mi padre ha demostrado ser excelente entrenador y creo que con sus nietas sacará los mismos resultados que con otras jugadoras como Massiel Lasosse, Fidelina Rivas, Leydi Paulino, pasadas excelentes jugadoras del seleccionado nacional de mayores.

Señala que cada vez que su padre viaja a Estados Unidos saca tiempo para a Isabel en su tarea deportiva.

Recordó que por más de 20 años José Pascual está ligado al sóftbol, ha sido mentol de muchas atletas que han dado el grado y forman y formaron parte del seleccionado nacional de sóftbol

femenino, además de sumar entre sus méritos el haber sido del cuerpo técnico que ganó la medalla de bronce en los Juegos Panamericanos Santo Domingo 2003, celebrados en la República Dominicana.

Además de Delvin José Pascual es padre de Jacqueline quien en varias ocasiones ha sido coach de selecciones nacionales femenina y el varon, parte del proyecto de la Federación Dominicana de Sóftbol, para identificar talentos en los Estados Unidos.

Ambos hijos ya tienen su aporte al país. Jeancarli, hija de Jaqueline, integró el equipo selección sub-19 y Angelina, hija de Delvin, es parte importante en el proyecto de mayores para los próximos compromisos regionales y mundialista.

Una promesa de solo seis años despunta en el sóftbol
Isabella Pascual se prepara para ser parte importante en el sóftbol de la República Dominicana. Tiene 6 seños y reside en los Estados Unidos.
COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese