Destacada|07 nov 2012, 4:28 PM|1|POR EFE/Soledad Alvarez

Obama, el resultado "menos malo" para Cuba

Las opiniones se dividen sobre las expectativas de que su segundo mandato
LA HABANA.- La reelección de Barack Obama en EE.UU. supone el resultado "menos malo" para Cuba y tranquiliza a los que temían una victoria republicana, pero las opiniones se dividen sobre las expectativas de que su segundo mandato traiga soluciones al largo contencioso que enfrenta a ambos países. "Vamos a seguir igual.

La política de Obama no cambiará en nada, aunque es preferible un demócrata que un republicano", comentó hoy a Efe Dolia Lirio, una habanera de 83 años escéptica ante la reelección del presidente estadounidense.

"Si en el primer mandato no hizo nada dudo que lo haga en el segundo. Pero como dice el dicho, es mejor lo malo conocido que lo bueno por conocer", opinó Richard, un joven estudiante de medicina de 20 años.

Pero no faltan los cubanos de a pie optimistas que confían en que Obama mejore la relación entre Estados Unidos con Cuba: "Es un buen presidente, no como Bush (George W.). Yo lo hubiera elegido (...) Ahora con las nuevas leyes que están saliendo en Cuba quizás haya un cambio de su parte", dice Lissy, una empleada de 26 años.

En 2008 Cuba acogió con esperanza la primera victoria de Obama -el undécimo presidente de EE.UU. que ha visto pasar la revolución castrista desde su triunfo en 1959- pero cuatro años después el Gobierno de la isla lo acusa de haber recrudecido el bloqueo económico que su histórico enemigo mantiene desde hace más de 50 años.

Y ello a pesar de que el actual inquilino de la Casa Blanca suavizó en su primer mandato las restricciones sobre las remesas y viajes a la isla, unas medidas que Cuba valora como positivas, pero insuficientes.

Sin que el Gobierno de Raúl Castro se haya pronunciado todavía sobre la reelección de Obama, el oficialismo considera que Estados Unidos, independientemente de quien sea su presidente, lo que quiere es destruir la revolución cubana, aunque las estrategias de demócratas y republicanos sean diferentes para lograrlo.

Al margen de la retórica oficial, analistas como el académico cubanoestadounidense Arturo López-Levy, creen que la reelección del presidente demócrata puede favorecer una distensión en las relaciones con Cuba.

"La victoria de Obama con la modesta ampliación del voto cubano-americano demócrata y el triunfo de Joe García en las elecciones al Congreso ratifican que hay una base política creciente a favor de mayor dialogo e intercambio con Cuba", dijo hoy a Efe López-Levy, profesor en la Universidad de Denver.

Ve incluso posibilidades "realistas" de discutir tres asuntos de "alto simbolismo": la salida de Cuba de la lista de países terroristas que elabora EE.UU., un posible "gesto de clemencia" de La Habana con el contratista Alan Gross y una "atención racional" de Washington a las denuncias de la isla sobre la ausencia de juicio justo a sus cinco agentes condenados en el país norteamericano.

Y entre la disidencia interna, la victoria de Obama se ha recibido con moderado optimismo, como el caso del opositor Manuel Cuesta Morúa, del grupo Arco Progresista, quien espera "buenas y bastantes cosas" en este segundo mandato.

Cuesta Morúa cree que esta reelección permitirá "profundizar las líneas maestras de un cambio de política" hacia la isla, que en su opinión apunta a los cubanos como responsables de determinar su futuro y crea condiciones para debilitar los "argumentos tipo guerra fría" que han impedido una relación bilateral "sana".

No obstante, el opositor no confía en que se produzca el "diálogo" entre Cuba y Estados Unidos propuesto en varias ocasiones por el presidente cubano, Raúl Castro, porque el Gobierno de la isla no ha creado "condiciones" y mantiene su "retórica belicosa".

Por su parte, el economista independiente Óscar Espinosa Chepe, expreso del "Grupo de los 75", cree que hay una "satisfacción generalizada" en Cuba por el resultado electoral en Estados Unidos ya que "asegura" la permanencia de las medidas que flexibilizaron el envío de remesas, los viajes y el intercambio cultural.

"Somos optimistas de que Obama va a seguir con esa vía de tratar de fortalecer contactos pueblo a pueblo", opinó Espinosa, para quien pudieran haber incluso "algunas medidas de apertura económica" que conlleven a una "atmósfera" para "avanzar en otros objetivos en el campo político" de los cubanos.
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.