Argentarium|31 ene 2013, 12:00 AM|5|POR Alejandro Fernández W./Analista Financiero

Los "Bengoitas"

Ya en la antesala de su retiro como administrador General del Banco de Reservas, Vicente Bengoa no quería despedirse, sin antes hacer lo que nunca se ha hecho en ese banco: llevarlo a los mercados internacionales y colocar la emisión de deuda más grande de la historia bancaria del país.

Los "Bengoitas", como ya le llaman algunos banqueros a los bonos, localmente han sido causa de preocupación, aunque a nivel internacional han tenido una acogida espectacular, por lo menos durante sus primeros días.

¿De qué se trata? El coloso público cerró en el transcurso de la semana pasada una operación en la que captó financiamiento a largo plazo, a tasa fija, en moneda extranjera y con pago total a vencimiento, por US$300 millones.

Aunque aquí se habló de un cupón (o tasa) de "7%", al momento de colocar los bonos, fueron emitidos a un precio ligeramente por debajo de su valor, por lo que la tasa efectiva fue de 7.12%.

¿Que cómo se compara? En la gráfica vemos que es comparable a los bonos por US$500 millones que el Ministerio de Hacienda colocó internamente (aunque en US$) en bonos para financiar el déficit del sector eléctrico de entonces.

Con respecto a nuestros bonos soberanos en el exterior, la tasa que pagó Banreservas es considerablemente más alta, a pesar de ser cuasi-soberana.

Para muchos es difícil entender cómo una deuda puede ser utilizada para capitalizar entidades financieras. De hecho, el mecanismo de deudas subordinadas en la banca no es nuevo.

El primero en hacer una emisión de deuda subordinada fue el Banco BHD, en la forma de un préstamo con la IFC. Pero como vemos, otros, como León, Adopem y el Popular, le han seguido.

Las diferencias entre los títulos de deuda subordinada del Banreservas de ahora, con los de la banca local privada antes, fundamentalmente son que el público colocó sus valores internacionalmente, en dólares y a una tasa fija.

Obviamente, la magnitud de US$300 millones también es histórica. Estamos hablando de RD$12,060 millones, superior a los RD$9,800 millones del total de deuda subordinada emitida localmente.

Si choca la magnitud de US$300 millones, no debería. El banco ya tenía pasivos en dólares por US$1,690 millones.

Aunque no se ha dicho públicamente, la emisión de los US$300 millones viene a sustituir parte de esos pasivos ya existentes que antes se captaron a corto plazo y ahora serán reemplazados por fondos más estables (aunque también más costosos) a 10 años.

Confusamente, las autoridades del Banco de Reservas han dicho que la emisión contribuiría "a mejorar sustancialmente el índice de solvencia", y que "incidirán positivamente en el índice de liquidez en monedas extranjeras".

Digo confuso pues, según el mismo banco (y la Superintendencia), la entidad ya tenía un índice de solvencia, por encima del 15% (50% más que lo exigido) e igualmente están en cumplimiento con el encaje legal en US$.

El tema del plazo es importante aclararlo: ya el banco había contratado, conforme le permite la ley, financiamientos en el extranjero a mediano plazo, aunque en montos mucho menores.

¿Es buena o mala la emisión de los "Bengoitas" internacionalmente? Primero, tendríamos que saber en qué serán utilizados los fondos recabados.

Si es, por ejemplo, para seguir financiando déficit público, lo que tendremos es que esta emisión, que nunca se había hecho, permitirá que se siga haciendo lo que debería dejarse de hacer.

Concretamente, solamente entre el pasado 30 de noviembre y el 31 de diciembre, Reservas volvió a realizar los ya patéticos "factorings" con la CDEEE, en una magnitud superior a US$330 millones... ¡En un solo mes!

Lamentable ese monto, cuando vemos que luego de muchos años en el mercado hipotecario, el coloso público sólo ha acumulado 1,635 préstamos hipotecarios o una cartera de US$70 millones. La del coloso privado (Popular), por ejemplo, supera los US$500 millones.

Más patético es cuando se comparan esos US$330 millones que en un solo mes sirvieron para financiar a la CDEEE, con la cartera PYME de US$34 millones acumulada por el Banreservas, que apenas atiende 3,818 clientes. Compárese con Banco Ademi, que de verdad da la mano, atendiendo 142,329 clientes con una cartera de US$231 millones.

El año pasado, y mal contado este dato, los préstamos al gobierno pasaron de representar el 27% de la cartera de préstamos del Reservas a casi la mitad (48.3%). Si es para seguir abriendo el grifo de endeudamiento público, entonces, y sólo entonces, los "Bengoitas" habrán facilitado más mal que bien.

Por cierto, felicidades, don Vicente.

arg@betametrix.com / @Argentarium

"En la opinión de Moody's, hay un riesgo que la falta de independencia de los miembros del consejo pueda llevar a temas de calidad de activos en el futuro, ya que sería difícil para el consejo ejercer una supervisión independiente sobre las iniciativas del gobierno en torno a la asignación de activos."

"Moody's rates Banreservas' proposed US dollar subordinated notes B2"

Emerging Markets Business Information News (traducción es nuestra)

Con agradecimiento a HP, in memoriam 

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.