Argentarium|25 jul 2013, 12:05 AM|POR Alejandro Fernández W./Analista Financiero/<b/>22 De Julio De 2013

Mientras pasan los años...

Es común a la naturaleza humana idealizar el pasado. Pensar que "antes" eran mejores tiempos, y que los que ahora vivimos son simplemente malos... Eso será así hasta que la próxima generación valore nuestros tiempos actuales, e idolatre ella lo que nosotros mismos no hemos valorado.

En la banca, los ejemplos abundan. Así decimos que los retornos obtenidos por ella ahora son excesivos, que su gasto en personal está distorsionado, y que el margen de intermediación que cobra se amplía desmesuradamente.

Por eso, el ejercicio de compararnos ahora con nosotros mismos en el pasado resulta aleccionador. Eso precisamente intentamos hacer en el ejercicio gráfico que compartimos, donde se aprecian los estados financieros de la banca de 2012, comparados con 1998.

Tomamos 1998, pues son los más antiguos publicados por la Superintendencia de Bancos. Dicho esto, toca decir que por razones obvias, la comparación de las cifras es, en varias formas, limitada. ¿Por qué? En primer lugar, por cambios en la normativa contable, pero también dada la existencia, incluso en 1998, de parte de la banca "paralela" que hizo historia en 2003.

Aún así, mantengo como interesante las preguntas: ¿en qué se parece la banca de 2012 con la de 15 años atrás? ¿En qué se diferencia? ¿En que hemos mejorado? ¿En qué deteriorado?

El folklore empresarial de hoy dice que antes la banca prestaba más que en el pasado, y que ahora la banca se dedica fundamentalmente a operaciones de "tesorería", como, por ejemplo, invertir en títulos del Ministerio de Hacienda o del Banco Central o de operaciones de compra y venta de divisas.

Ciertamente, la banca comercial de 1998 sólo tenía 4% de sus activos en títulos valores, comparado con el 15% que acumuló al cierre de 2012. Para esto hay diferentes razones, entre ellas, el rescate bancario de 2003-2004 por vía de emisiones del Banco Central y el desarrollo del mercado de deuda pública local, gracias a los esfuerzos que esa Dirección General ha venido realizando en los últimos 6 años.

Sin embargo, ¿significa esto que los bancos ahora prestan menos (en términos relativos) que antes? La respuesta es que sí, prestan menos, pero con una diferencia muy limitada. En 1998, el 58% del activo bancario estaba colocado en forma de préstamos. Ahora sólo 56%. Sin embargo, si sumáramos las operaciones de "factoring" (que no son más que préstamos disfrazados, beneficiando a ciertos contratistas y empresas), el 59% del activo de la banca de 2012 son operaciones de crédito.

¿Se ha ampliado excesivamente el margen de intermediación de la banca en los últimos años?

Sí. El margen financiero bruto representó el 7.5% de los activos a 2012, superior al 6.3% de 1998. Pero observe que los ingresos por créditos han disminuido, de 11.8% en 1998, a 8.6% en 2012. Parte importante de la ampliación del margen financiero se debió a que ahora los ingresos por Tesorería representan el 2.4% de los activos, cuando antes no superaban el 0.3%.

Como porcentaje de los ingresos brutos (no de los activos), las operaciones de Tesorería representaron, a junio de 2013, el 23% de los ingresos de la banca múltiple; iniciando este siglo, este tipo de ingreso no llegaba al 5%.

Observe, y esto es interesante, que las asociaciones A&Ps ya tenían la misma dependencia en Tesorería en 2000 (30%) que el 36% de 2013. En su pico, allá para 2003-2004, de cada RD$100 ingresado por las asociaciones A&P, el 58% provenía de sus inversiones en títulos del Banco Central. La banca múltiple registró hasta un 46% por este concepto. Ahora, a junio de 2013, sólo llega a exactamente la mitad (23%), aunque ciertamente ha sido una relación creciente desde el 2008.

¿Gasta la banca múltiple en provisiones para préstamos morosos más ahora en 2012 que en 1998? No. Antes gastaba el 1.0% de sus activos por ese concepto, y en 2012 sólo llegó al 0.9%.

¿Cobra la banca de hoy más comisiones, en términos relativos a su tamaño, que la del 1998? No. De hecho, los otros ingresos operacionales ahora son inferiores (2.0%) a los de 1998 (2.6%).

¿Es la banca de ahora más costosa que la de 1998? Sí. Antes destinaba el 5.8% de sus activos a gastos de personal y administrativos. ¿Ahora? 6.8%.

Sin embargo, impútele los nuevos gastos por concepto de "aportes" a la Superintendencia de Bancos, al fondo de contingencia y consolidación bancaria, más el impuesto al activo bancario, y entenderá el por qué es más costosa.

En definitiva, pasar revista a los últimos catorce años de historia bancaria sirve para poner en perspectiva muchas de nuestras quejas, y de nuestros avances. ¡Ya veremos en el 2030...!

Uno de nuestros deberes es contribuir a la comprensión de los principales temas económicos y financieros." Héctor Valdez Albizu  

@argentarium / diariolibre@argentarium.net

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.