Diálogo Libre|21 ene 2013, 12:00 AM|POR Mario A. Rodríguez

David Ortiz: "Manny es el maestro del silencio"

Agradece que cuando llegó a Boston "el loco se puso pa' mí"
David Ortiz, además de ser una estrella de las Grandes Ligas, tiene un gran sentido del humor.

SANTO DOMINGO. Cuando David Ortiz habla de Manny Ramírez, muestra su admiración. A tal punto, que el bateador designado de los Medias Rojas de Boston, lo define como "el maestro".

Manny también es parte de la gloria deportiva de David con Boston, pues al llegar allí, desde Minnesota, el Big Papi empezó a darle seguimiento al maestro del silencio, al profesor, "que se puso pa'mí y me inculcó su ética de trabajo".

Para el hombre del "clutch" con Red Sox, el hoy bateador designado de las Águilas Cibaeñas fue vital en los ajustes que lo han convertido en un temible cuarto bate en todas las Grandes Ligas.

Entre esos ajustes están el conocimiento pleno de la zona de strike y lo que el bateador tiene que hacer cuando la bola pasa por el home.

"Manny y yo tenemos la misma mecánica para batear, que es levantar el pie a la hora de darle a la bola, pero que pasa, yo lo levantaba muy alto y lo bajaba muy agresivo, pero practicando y practicando con Manny, desde que llegué a Boston, cambié el estilo y eso me ayudó enormemente", dice David.

Aprendió a caer suave para evitar que al bajar el pie violentamente, la cabeza se le "meneara", provocando que la pelota se le perdiera, lo que terminó cuando le dio seguimiento al swing de Manny.

Entrevistado en Diálogo Libre por Manuel Arturo Pellerano, Adriano Miguel Tejada, Nelson Rodríguez, Bienvenido Rojas, Nathanael Pérez y Mario A. Rodríguez, David detalla los lazos que lo unen a Ramírez, del que se muestra eternamente agradecido.

"Manny no habla mucho, pero si tú le caes atrás y observas todo lo que hace, aprenderás de un profesor, de un virtuoso que nació para batear", destaca David, quien, tanto a su llegada como a la salida de Omnimedia, causó una euforia colectiva.

Manny Ramírez es un bateador de 555 cuadrangulares en las Mayores, con 2,574 hits, 1,831 carreras empujadas, 1544 anotadas y un promedio al bate de .312 puntos, poderío que ha enseñado en el país con las Águilas Cibaeñas, equipo con el que bateó en el pasado Todos contra Todos para .306, con 10 remolcadas y cuatro para la calle.

Y hablando de las Águilas, David abandona la ciudad de Boston y se traslada a Santiago, para volver a resaltar las condiciones de jugador del "loco de Manny".

"La condición de maestro de mi amigo Manny se nota en el equipo de las Águilas, donde tú ves muchos muchachos novatos que han cambiado rotundamente en lo que se llama su ética de trabajo, en cuanto al bateo, y cuando tú vas y le pregunta sobre su cambio, de inmediato te hablan de Manny", destaca.

Regreso a las GL

Tomando en cuenta su actuación en el torneo otoño-invernal, a Ortiz se le preguntó sobre las posibilidades de Manny para volver a las Grandes Ligas, a lo que respondió: "Ese hombre batea donde quiera, el nació para eso, es un tipo disciplinado que se prepara como nadie para el juego, además, ahora mismo es otra persona, inclusive Miguel Batista me dijo que después de las prácticas de las Águilas, él lee la Biblia junto a los demás jugadores, por todo eso yo considero que las organizaciones de Grandes Ligas deben de darle un chance".

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.