Diálogo Libre|17 jun 2013, 12:00 AM|7|POR Niza Campos

Milton Ray Guevara favorece una modificación al Código de Trabajo, pero respetando las conquistas

Milton Ray Guevara hace énfasis en los puntos del Código. Maglio Pérez

SANTO DOMINGO. Aunque con la advertencia de que no se pueden violar los estándares laborales para mejorar la competitividad económica y el comercio, el presidente del Tribunal Constitucional (TC), Milton Ray Guevara, favoreció que el Código de Trabajo sea sometido a una reforma consensuada.

A su juicio, hay cuestiones de esa legislación que deben ser modificadas, como es el caso de la conciliación laboral en el ámbito judicial, la cual dijo no ha tenido éxito, ya que en la instancia de Trabajo solo se concilia un 1% de los casos.

En torno al seguro de desempleo, manifestó que es un elemento a tomar en consideración, pero que los trabajadores tampoco pueden recargar la empresa hasta el punto de cerrar.

"No se pueden violar las resoluciones y convenios y recomendaciones de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) y creo que hay un espacio para el diálogo y que puede rendir grandes frutos a la luz de lo que se vive en el mundo del trabajo sin excluir temas", aseveró Guevara, quien fue secretario de Trabajo.

Dijo que en materia de jornada de trabajo se deben introducir reformas, así como en el aspecto procesal laboral, cuyo procedimiento entiende debe ser mucho más ágil y menos conflictivo.

"Nosotros tenemos que buscar la manera de que el Código de Trabajo, preservando las conquistas esenciales de los trabajadores, sea adecuado a las nuevas realidades del trabajo, por eso yo decía que en realidad el Código del Trabajo debe llamarse el Código del Empleo", precisó al participar en el espacio de entrevistas Diálogo Libre, del periódico Diario Libre, que dirige su director, Adriano Miguel Tejada.

Guevara dijo estar de acuerdo con que la ministra de Trabajo, Maritza Hernández, participe en las revisiones de la ley, en las que insistió deben tomarse en consideración las disposiciones del Tratado de Libre Comercio con Centroamérica y Estados (DR-Cafta), que impiden disminuir los estándares laborales.

"Hay un espacio para el diálogo y que puede rendir grandes frutos a la luz de lo que se vive en el mundo del trabajo sin excluir el tema de la flexibilidad, y los temas procesales, el duplo de las condenaciones, toda una serie de cosas que son susceptibles de un examen importante", destacó.

Recalcó que en el aspecto laboral hay una serie de aspectos que son susceptibles de un examen importante.

Asimismo, el presidente del TC destacó que actualmente hay una nueva difusión en el mundo laboralista en torno a si procede o no ampliar el derecho del trabajo a la informalidad, bajo el entendido de que estos trabajadores no se pueden dejar al margen de las normativas legales.

Nada se hizo

Guevara recordó que siendo secretario de Trabajo (2000-2004) también se trabajó en la modificación del código y, para tales fines, trajeron al país al experto chileno, Germán Acevedo, quien hizo importantes recomendaciones sobre el seguro del desempleo.

"Ese seguro de desempleo podría ser un complemento a una alternativa al tema de la cesantía, porque se podía ver desde dos puntos de vista, como establecerla sin límites o estableciéndola con límites y ver cómo progresivamente se iba hacía un seguro de desempleo, ese trabajo se preparó y este servidor lo entregó al sector empleador y a los trabajadores y no se hizo ningún caso", refirió.

Indicó que Acevedo, quien elaboró el informe, se quedó un tanto desilusionado por la poca importancia que se le dio; "pero ahí está y eso ha servido para que otros hayan estado haciendo casos".

El juez del TC insistió que el Código de Trabajo es del siglo XX (1992), que respondía a unas realidades distintas a las que vive hoy día en la República Dominicana.

Desde que comenzó sus operaciones en el 2012 y hasta la fecha, el Tribunal Constitucional ha sido apoderado de 809 expedientes, de los cuales ha emitido 206 sentencias, reveló el presidente del organismo, Milton Ray Guevara.

Explicó que de los expedientes recibidos, 261 vinieron de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) y 548 fueron apoderados de forma directa ante el Tribunal Constitucional.

"El año pasado nosotros fallamos 104 casos y que ya a menos de la mitad de año nosotros ya tenemos 102 casos, porque no se han firmado dos sentencias que hay, tres sentencias, lo cual pone de manifiesto lo que nosotros habíamos señalado que el rendimiento del tribunal iba a mejorar notablemente", puntualizó. Guevara dijo que entre los expedientes fallados hay que datan desde 1994, los hay de 1995, 1996 y 1997.

Recordó que cuando se conformó el tribunal atravesaron por varias dificultades, lo que en principio afectó la productividad laboral. "Cuando se constituyó el Tribunal no tenía sede, no tenía estructura administrativa, no tenía ningún mecanismo para funcionar", apuntó.

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.