Economía|23 ene 2013, 3:47 PM|POR Diario Libre

Presidente de Guatemala dice que se están rompiendo los tabúes en el debate sobre las drogas

Otto Pérez Molina pidió abandonar "el prohibicionismo de los últimos cincuenta años"
El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina. Foto: EFE
DAVOS, Suiza.- El presidente guatemalteco, Otto Pérez Molina, afirmó hoy que la propuesta lanzada por su país hace un año para afrontar con un visión nueva la lucha contra las drogas ha conseguido romper el tabú de que este tema no se podía tratar en los niveles más altos de la política internacional.

"Hasta hace uno o dos años, era un tabú que los políticos en funciones y los presidentes en funciones debatieran sobre este tema, y ahora empieza a hacerse en los distintos foros donde participan los presidentes", dijo Pérez Molina, que asiste al Foro de Davos para, entre otras cosas, exponer esta nueva visión.

"Se están rompiendo los tabúes y se están abriendo caminos", dijo el presidente guatemalteco en una entrevista a Efe, en la que explicó que "lo que Guatemala propone es que encontremos otra forma diferente a la guerra que hemos perdido contra las drogas".

Pérez Molina admitió que "hay una gran resistencia" al planteamiento de que la represión es la única vía para luchar contra el consumo y tráfico de drogas -"hay muchos intereses detrás"-, pero consideró que hay "mucha receptividad para seguir el debate".

El mandatario centroamericano subrayó que para tener garantías de éxito es necesaria "la apertura de los países ricos", que son la gran fuente de ingresos de los carteles de la droga que llevan la guerra, la destrucción y el crimen a los países productores y a los países que sirven de tránsito a los narcotraficantes.

Aunque la administración estadounidense se ha mostrado inflexible hasta ahora en este tema, Pérez Molina destacó la importancia de que el presidente estadounidense, Barack Obama, dijera en la última cumbre de las Américas que están abiertos al diálogo.

"Creo que en este segundo mandato del presidente Obama, este tema debería empezar a ser tenido en cuenta con más seriedad, sobre todo después de que estados como Colorado y Washington aprobaran en referéndum el consumo recreativo de marihuana", declaró.

Pérez Molina pidió abandonar "el paradigma del prohibicionismo de los últimos cincuenta años, que desató la guerra contra las drogas".

"Cincuenta años después, vemos que siguen creciendo los carteles del narcotráfico, en uno de los mercados más rentables del mundo, con 360.000 millones de dólares que se mueven alrededor de un fenómeno que trae violencia y armas", expuso.

Por esta razón, el argumento del jefe del Estado guatemalteco es que "llegó el momento de buscar otras formas; no estamos hablando de una liberalización total, sino que creemos que el camino y la tendencia que empieza a moverse son los de la regulación de las diferentes sustancias alrededor de las drogas".

Pérez Molina destacó que el debate haya llegado a la cumbre de las Américas, Naciones Unidas y la cumbre iberoamericana y que ahora exista la posibilidad de hablar de ello en el Foro de Davos.

El presidente atribuyó al narcotráfico entre el 40 y el 50 por ciento de la criminalidad que sufre Guatemala, que está entre las más altas del mundo, en un asunto que preocupa al Gobierno por ser uno de los motivos que alejan a los inversores del país.

En este sentido, defendió la gestión de su Gobierno en su primer año, afirmando que ha logrado reducir en un 23 por ciento los homicidios en la capital, en un 18 por ciento en el Departamento de Guatemala y en un 10 por ciento en el conjunto del país.

También defendió las medidas adoptadas para frenar la violencia contra las mujeres, pese al reciente informe de Amnistía Internacional, que denunciaba que su Gobierno ha dado la espalda a la investigación y resolución de estos crímenes.

"En 2012 hemos logrado un descenso del 11 por ciento de los feminicidios en comparación con el año anterior. La violencia no es una cosa que se pueda controlar en un año, pero estamos dando pasos", dijo.

Pérez Molina cumplió el pasado día 14 su primer año de presidencia con un grado de aceptación popular del 70 por ciento, según una encuesta, algo que el presidente atribuyó a que los guatemaltecos "se han dado cuenta de que hay un presidente, un gabinete y un equipo de Gobierno que hacen su mejor esfuerzo".
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.