Sociedad|28 feb 2013, 12:00 AM|1|POR Alejandro Fernández W./Analista Financiero

El 4% por la Educación Financiera (4%$)

Prometo compartir las respuestas con ustedes al final, pero antes dedíquenos cinco minutos para leer y responder las siguientes preguntas sobre finanzas que afectan su economía o la de su hogar:

A) Imagínese que usted tiene RD$100 en una cuenta de ahorros que le paga un interés anual de 2%. Es una cuenta de ahorro gratuita, es decir, que no le cobra cargos por servicio. Después de 5 años, ¿cuánto cree que tendría en la cuenta si dejara el dinero depositado ahí sólo para que crezca?

1) Mas de RD$102.

2) Exactamente RD$102.

3) Menos de RD$102.

4) No sabe.

5) Prefiere no responder.

B) Imagínese que la tasa de interés que le pagan en su cuenta de ahorros es de 1% anual y que la tasa de inflación anual es de 2%. (No se cobran comisiones por servicio en su cuenta de ahorros.) Después de 1 año, ¿cuánto podrá usted comprar con el dinero acumulado en su cuenta de ahorros?

1) Más de lo que compraría hoy.

2) Exactamente lo mismo de lo que podría comprar hoy.

3) Menos de lo que compraría hoy.

4) No sabe.

5) Prefiere no responder.

C) Por favor, dígame si esta declaración es verdadera o falsa: "Comprar la acción de una sola compañía usualmente provee un retorno más seguro que comprar un fondo mutuo con acciones de varias compañías."

1) Verdadera.

2) Falsa.

3) No sabe.

4) Prefiero no responder.

Una triste realidad

La primera pregunta, sobre lo que para Einstein fue la mayor fuerza del universo (el interés compuesto), busca determinar si el encuestado maneja el concepto del valor del dinero en el tiempo.

Como vemos en la primera gráfica, en una economía desarrollada y de un nivel educativo relativamente alto, como la de Estados Unidos, solamente el 65% supo responder correctamente.

(Hacemos la comparación con una muestra de los seguidores de mi cuenta Argentarium, donde verá que son seguidores de relativamente excelente nivel.)

El desconocimiento de los estadounidenses, aplica también para su comprensión del impacto que la inflación tiene sobre sus ahorros. Uno de cada tres encuestados no sabe la respuesta correcta.

Que nunca es buena idea poner todos los huevos en una sola canasta es algo elemental para muchos, pero observen como casi la mitad de los estadounidenses, con una cultura bursátil y capitalista mucho más desarrollada que la nuestra, desconocen un principio de diversificación tan elemental como ése.

Una propuesta

Ante un escenario tan lamentable, el tema volvió a tomar relevancia en semanas recientes, cuando el gobierno del Reino Unido decidió incorporar, de manera obligatoria, en el curriculum de sus estudiantes la educación financiera.

Un popular artículo de la revista The Economist poco después de esa decisión criticó contundentemente la medida.

¿Por qué?

Entre otros aspectos, porque diferentes estudios realizados en los Estados Unidos llegaron a la conclusión que la educación financiera formal (como la ofertada a bachilleres de ese país) no afecta de forma significativa la conducta posterior de los estudiantes como consumidores de productos financieros.

Ante tan triste escenario, queda la pregunta: ¿Qué podemos hacer?

Pienso que el sector financiero, y específicamente las autoridades monetarias y financieras, deben (no obstante los estudios) ampliar la transparencia de sus productos y servicios financieros, difundiendo con mayor equilibrio los beneficios, costos, riesgos y alternativas de su oferta al consumidor.

Más allá de la efectividad, es una decisión casi que ética: así como el crédito tiene sus grandes bondades, presenta también riesgos a la sostenibilidad económica de muchas personas y hogares.

Pienso que se debe aportar para que la conducta de esos consumidores, por el bien de ellos y del mismo sector financiero, sea lo más racional y educada posible. Apostar a lo contrario es apostar a la ignorancia del más débil.

Estimo que en 2012 la banca invirtió más de RD$3,300 millones en programas de publicidad, propaganda y de fidelidad.

¿Cuánto de esa publicidad es educativa o didáctica? Sería mucho pedir que se destinen RD$130 millones (el 4%$) a ello?

Yo pienso que no. ¿Y ustedes?

Respuestas: A(1), B(3) y C(2).

Desafortunadamente, no encontramos evidencia definitiva de que, en términos generales, los programas de educación financiera (en el bachillerato) efectivamente llevan a un mayor conocimiento y a mejorar el comportamiento financiero."

"Do Financial Education Programs Work?"

Ian Hathaway and Sameer Khatiwada, working paper 08-03, Abril 2008

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.