Economía|03 jul 2013, 12:00 AM|3|POR EFE/Jairo Mejía

Espionaje, obstáculo y posible oportunidad en negociaciones comercio EEUU-UE

Negociadores de Estados Unidos y la Unión Europea se reunirán en Washington entre el 8 y 12 de julio
Manifestaciones en Europa contra la medida de Estados Unidos para combatir el terrorismo. EFE
WASHINGTON.- Las revelaciones sobre el espionaje de EE.UU. a sus socios europeos enturbian el próximo inicio de las negociaciones para crear la mayor zona comercial libre de aranceles del mundo, aunque algunos analistas creen que el episodio también puede alentar la innovación tecnológica en el Viejo Continente.

Negociadores de Estados Unidos y la Unión Europea (UE) se reunirán en Washington entre el 8 y 12 de julio para la primera ronda de negociaciones de un ambicioso acuerdo transatlántico.

Las conversaciones arrancarán tras las informaciones publicadas por el diario alemán "Der Spiegel" sobre el espionaje de EE.UU. a gobiernos europeos, basadas en documentos filtrados por el excontratista de la NSA Edward Snowden, que han puesto de manifiesto la vulnerabilidad europea en temas de ciberseguridad.

Lo ocurrido subraya también la necesidad de fomentar el desarrollo de la tecnología europea de vanguardia, algo a lo que podría contribuir un tratado de libre comercio transatlántico, al abrir el sofisticado mercado estadounidense a las compañías de la Unión Europea.

La hegemonía tecnológica en telecomunicaciones de Estados Unidos, paso obligado de gran parte de la información de internet, ha facilitado un espionaje que lleva décadas perfeccionándose y al que la competencia desde la UE podría poner freno.

 Según indicaron a Efe fuentes diplomáticas europeas, en las negociaciones, encabezadas por el español Ignacio García-Bercero, el sector de las telecomunicaciones será uno de los temas a tratar, aunque precisaron que por el momento es difícil valorar el impacto de las revelaciones sobre espionaje en las negociaciones.

 "No seamos inocentes, Europa no puede hacer nada contra el espionaje estadounidense, no tenemos la tecnología de escaneado, los grandes líderes del mercado son empresas de EE.UU. con servidores en EE.UU. y ese país controla además las interconexiones de internet", indicó a Efe un experto alemán en tecnología de una consultora estadounidense.

 "En Europa ya no podemos imponernos en infraestructura tecnológica frente a líderes como Cisco y en dispositivos electrónicos empresas como (la finlandesa) Nokia se han quedado atrás", apuntó. "Se debe fomentar la innovación en áreas en las que grandes empresas y 'start-ups' europeas se puedan imponer, como en software de seguridad o en la consolidación de una nube digital europea", indicó.

En opinión del experto, que prefiere el anonimato al ser miembro de una de las consultoras líderes a nivel mundial en sectores de alto valor añadido, "hay un punto de oportunidad" en las revelaciones sobre el espionaje de la NSA, algo que demuestra el interés del público en buscadores de internet europeos o en la ampliación de los "data center", grandes centros de servidores, europeos.

Las filtraciones de Snowden han revelado que empresas tecnológicas estadounidenses son una puerta trasera para el espionaje en la Unión Europea u otras partes del mundo algo que, según las revelaciones del extécnico de la CIA a "The Guardian" y "The Washington Post" permitiría el programa secreto "PRISM".

 "A las empresas de Silicon Valley tampoco les gusta esta situación, sus preocupaciones son que los gobiernos extranjeros digan que no quieren volver a facilitarles el acceso a su mercado para no verse expuestos", dijo a Efe Martin Kenney, profesor de la Universidad de California.

Según Kenney, los gigantes de internet estadounidenses, dominantes en la red de redes, se ven, a su pesar, obligados a ocultar información al público y cooperar con agencias como la NSA para que ejecuten sus masivos controles sobre el tráfico de internet.

"Los gobiernos extranjeros deben estar profundamente preocupados con el hecho de que la Inteligencia de Estados Unidos conozca y tenga mejor acceso que ellos a información de sus ciudadanos", opina Kenney.

Un tratado de libre comercio entre las dos regiones económicas más grandes del mundo permitiría consolidar la coordinación en telecomunicaciones, evitar barreras a la entrada de gigantes como Google o Microsoft y abrir nuevos mercados a empresas europeas necesitadas de crecimiento e inversión.

Empresas tecnológicas europeas como Siemens, Dassault Systemes o SAP, líderes mundiales en alta tecnología y software industrial, tienen grandes intereses puestos al otro lado del Atlántico y podrían ganar con un tratado de libre comercio con EE.UU.

Se prevé que el acuerdo, impulsado con gran interés por Bruselas como antídoto contra la crisis, se prolongue durante al menos un año y medio, aunque las tensiones a raíz del espionaje podrían sumar una dificultad extra a unas negociaciones que ya afrontan numerosos obstáculos en sectores como el audiovisual, servicio aéreos, educación, infraestructuras o alimentos transgénicos.
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.