FINANCIAL TIMES
| 01 DIC 2016, 12:00 AM

Nuevo líder de Perú defiende el libre comercio contra el proteccionismo de Trump


Pedro Pablo Kuczynski, presidente de Perú.
Pedro Pablo Kuczynski, presidente de Perú.

El ex economista del Banco Mundial promete luchar contra el proteccionismo y profundizar los vínculos con China.

Pedro Pablo Kuczynski, el nuevo presidente de Perú, se está preparando para enfrentar los desafíos planteados por el Brexit y la elección de Donald Trump. Su principal preocupación es la amenaza del creciente proteccionismo. El ex economista del Banco Mundial, quien fue el anfitrión de la cumbre APEC en Lima en noviembre de este año, surgió como el campeón del libre comercio en América Latina.

“Las tendencias proteccionistas han resurgido en EEUU y Gran Bretaña”, anunció a los delegados de 21 naciones reunidos en la cumbre. “Es fundamental que el comercio mundial vuelva a crecer y que el proteccionismo sea derrotado”.

En su entrevista con el Financial Times después de la cumbre, el Sr. Kuczynski asevera: “Si la cumbre APEC quiere ser relevante a nivel internacional, su deber es advertir sobre los peligros del proteccionismo en vista de las recientes elecciones”.

La postura del Sr. Kuczynski con respecto al comercio global no es sorprendente. Ganó las elecciones en junio, a raíz de sus promesas de impulsar el crecimiento económico para financiar la inversión social y es considerado como una figura centrista y pro mercado. Además tiene un prestigioso historial internacionalista.

El presidente es el hijo de un migrante alemán-polaco y el primo del director franco-suizo Jean-Luc Godard. Asistió al Royal College of Music y estudió en la universidad de Oxford en el Reino Unido y en Princeton en EEUU.

En las últimas cuatro décadas, el presidente de 78 años de edad ha sido gerente de una mina en Guinea, banquero de inversión en Wall Street y ha fungido como el primer ministro de Perú y como el ministro de Finanzas y de Minería. El ex ciudadano estadounidense renunció su nacionalidad hace un año para postularse en las elecciones en Perú.

China y EEUU son los principales socios comerciales de Perú. Y aunque la relación entre Perú y EEUU sigue siendo fuerte, el Sr. Kuczynski dice que él está buscando profundizar sus vínculos Beijing: “Estamos haciendo hincapié, debidamente, en nuestro principal mercado”.

Tras las elecciones en junio, el nuevo presidente viajó a China antes de ningún otro país. Perú recibió a Xi Jinping, el presidente de China en una visita de Estado el lunes de la semana pasada, el mismo día en que el Sr. Trump prometió derogar el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), del cual Perú es un signatario.

Actualmente, la inversión de China en Perú es de cerca de US$14 mil millones. Pero a pesar del efecto de los bajos precios de los recursos naturales en la economía dependiente del cobre de su país, el Sr. Kuczynski está seguro que podrá atraer más inversión china. “Los chinos están complacidos de que mi primera visita fue a su país, no a EEUU”, asevera.

Los analistas prevén que la economía de Perú debe crecer 4 por ciento este año, convirtiéndola en la principal economía de mayor crecimiento en América Latina. Pero el presidente dice que eso sería “decepcionante” y desea aumentar el crecimiento a 5 por ciento para 2018.

Debido a la incertidumbre del futuro del TPP, Perú está considerando los méritos de una iniciativa competidora china, el Partenariado Económico Comprehensivo Regional (PECR). Pero el Sr. Kuczynski no ha abandonado al TPP.

El Sr. Kuczynski también criticó el plan del Sr. Trump para construir un muro en la frontera con México. “Esta noción del muro es ridícula”.

Los inmigrantes mexicanos no son un problema para EEUU, afirma. “La inmigración latinoamericana hacia EEUU en general ha sido muy positiva, porque ha rejuvenecido el perfil de la población estadounidense; hasta se podría decir que los inmigrantes salvaron el seguro social en EEUU”.

El Sr. Kuczynski tampoco dejó de criticar a sus vecinos latinoamericanos, especialmente a Venezuela, un país asolado por la crisis. Mientras que otros líderes en la región han cambiado su postura sobre Caracas, el líder peruano ha mantenido su posición.

“Venezuela es un país importante en América Latina, tiene las mayores reservas petroleras en el mundo, sin embargo el pueblo no tiene acceso a medicinas. Tenemos un problema y debemos enfrentarlo”.

Su solución para Caracas sería establecer un gobierno de transición que pudiera sacar al país del colapso. Cuando se lo sugirió al presidente venezolano, Nicolás Maduro, fue condenado como “una herramienta de la propaganda de EEUU”. Pero el Sr. Kuczynski argumenta que esto es imposible ya que “ningún oficial estadounidense se ha comunicado conmigo con respecto a Venezuela”.

Dadas las conexiones internacionalistas del Sr. Kuczynski, se pueden perdonar los comentarios de Caracas. Pero a pesar de su prestigioso historial, el presidente peruano tiene los pies bien puestos en la tierra.

El Sr. Kuczynski piensa que su actitud relajada va a ayudarlo a solucionar algunos de los problemas más complejos en Perú: una serie de latentes conflictos mineros y la necesidad de nuevas inversiones. “Necesitamos impulsar algunos de los proyectos de minería”.

Él piensa visitar Cocachacra, un pueblo agrícola cerca de Tía María, la mina de cobre y oro de Southern Copper, para reunirse con los habitantes del pueblo quienes se han enfrentado a las fuerzas de seguridad debido a preocupaciones sobre los recursos hídricos. El año pasado hubieron enfrentamientos violentos que dejaron a tres muertos y a cientos más heridos y ahora la policía antidisturbios tiene una presencia permanente en el área.

“Yo voy a ir a Cocachacra”, dice el Sr. Kuczynski. “Todos quieren que realice la visita con mucha seguridad. Eso es absurdo. Para que la gente crea que quieres hacer algo por ellos, tienes que sentarte con ellos como un ser humano”, añade. “Yo siempre he sido muy relajado”.

Por Andres Schipani (c) 2016 The Financial Times Ltd. All rights reserved

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese