The Economist|27 nov 2012, 12:00 AM|POR Diario Libre

Tiempos difíciles

Incluye contenido de The Economist

Periódicos vs. Google. Mientras crecen los problemas de los periódicos, algunos están cabildeando políticos para hacer que Google pague por las noticias que publica 

En el 2009 Rupert Murdoch llamó a Google y a otras herramientas de búsqueda "cleptómanos de contenido". Ahora los periódicos faltos de efectivo desean presionar legalmente a los que ellos ven como sumadores1 parasitarios de noticias.

En Alemania los políticos están considerando un proyecto de ley para extender la protección de los derechos de autor a extractos de artículos de periódicos que aparecen en resultados de herramientas de búsqueda, permitiendo así a los editores cobrar por ellos. El blanco principal es Google: algunos ejecutivos de periódicos alemanes dicen que se benefician de mostrar su material en resultados de búsqueda en su nuevo sumador, Google News. Una ley similar ha sido propuesta en Italia. Los periódicos franceses desean lo mismo. El 29 de octubre el presidente François Hollande le advirtió a Eric Schmidt, el presidente de Google, que si las demandas de compensación de los periódicos franceses no eran cumplidas para finales de año, Francia podría promulgar una ley similar a la de Alemania. Los editores austríacos y suizos están pensando lo mismo.

El publicar el título y la primera oración de un artículo supuestamente disuade a los lectores a visitar la página del periódico para leer el artículo completo. Los críticos también dicen que el tomar incluso pequeñas partes de los artículos significa que Google puede vender publicidad junto a estos en su plataforma de búsqueda (a pesar de que Google News no tiene anuncios).

Pero el beneficio también va en sentido contrario. Google dice que dirige 4 mil millones de clics a las páginas de noticias cada mes; quizás tanto como tres cuartas partes de los usuarios de Google News acceden a la página del periódico para leer el artículo completo. Y los periódicos pueden agregar una etiqueta a sus páginas de manera que no puedan aparecer en Google News.

Los legisladores alemanes empezarán a discutir el proyecto de ley este mes, y podría ser promulgada para la próxima primavera. Es probable entonces que los periódicos unan fuerzas para crear una sociedad recolectora, parecido a lo que hace la industria de la música para recolectar los derechos de autor de las canciones.

Google comentó que el tener que pagar por los artículos podría "amenazar su existencia". Pero su respuesta más probable es que elimine páginas de los sitios web de los periódicos en los países preocupados por los resultados de sus búsquedas. Eso afectaría a los medios de comunicación que dependen del tráfico de la herramienta de búsqueda para elevar sus ingresos de los anuncios en línea. Hasta Murdoch, quien retiró su periódico de los resultados de búsqueda en Google en el 2010, en septiembre decidió que los títulos y los textos de enganche de los artículos debían reaparecer. Google News no es universalmente importante. En octubre más de 150 periódicos brasileños optaron abandonarlo (a pesar de que todavía aparecen en los resultados de las herramientas de búsqueda principales de Google), aduciendo que deben recibir pago por su trabajo. El tráfico solo disminuyó 5%.

Los periódicos también alegan que las leyes de derechos de autor están de su parte. Las leyes en los Estados Unidos son más flexibles que la mayoría de Europa, de manera que las herramientas de búsqueda de algunos materiales de artículos se clasifican como "uso justo". Pero en Bélgica un grupo de periódicos demandó a Google por violación de derechos de autor de noticias y ganó. La empresa está apelando la sentencia pero es probable que tenga que pagar por daños y perjuicios.

El verdadero tema detrás de todo esto, sin embargo, es la caída de los medios tradicionales. En Francia no hay ningún periódico nacional que tenga beneficios, a pesar de los subsidios gubernamentales directos e indirectos de cerca de €1.2 mil millones ($1.54 mil millones), según Olivier Fleurot, el jefe de MSLGROUP, una empresa de comunicaciones, y un ex presidente del Financial Times, en parte dueño del The Economist. Google no puede ser culpada por la recesión, disminución de lectores, y caída de los ingresos de publicidad. La publicidad en línea no ha compensado la caída de los anuncios en los periódicos. En el 2011 la publicidad en los periódicos a nivel mundial representó $76 mil millones, una disminución de 41% desde el 2007, según la Asociación Mundial de Periódicos. Solo 2.2% del ingreso de publicidad de los periódicos provino de las plataformas digitales, y hasta estos son vulnerables a ser bloqueados.

Carrera de noticias

Aun si algunos países logran que Google les pague por utilizar sus títulos y parte del texto de los artículos, apenas sí taponará los agujeros en los ingresos de los periódicos, o acelerará su reestructuración. Jan Malinowski, un experto en medios del Consejo de Europa, dice que el tratar de que Google pague por los artículos "era como tratar de prohibir la imprenta de Gutenberg a fin de proteger a los escribas".

Es probable que la presión legal sea superada por cambios en los modelos de negocios.

En su mayoría los periódicos han evitado cobrar a los usuarios por leer artículos con la esperanza de estimular el número de visitantes a sus páginas web. Pero el pensamiento está cambiando. Muchos de los periódicos brasileños que decidieron abandonar Google News el próximo año lanzarán paywalls2, dice Carlos Fernando Lindenberg Neto, presidente de la asociación brasileña de periódicos. El modelo de negocios emergente es ahora el paywall medido: unos pocos artículos gratis para seducir a los lectores, pero que deberán pagar si desean más (un modelo utilizado por The Economist y el New York Times, entre otros). Este año los paywall se han duplicado en los Estados Unidos. Otros concesionarios se están agrupando para cobrar por el acceso. Piano Media, una empresa eslovaca, les permite a los usuarios comprar acceso a múltiples páginas web, TV y estaciones de radio en un solo país por un honorario fijo. Le paga a los editores en proporción al tiempo usado por los usuarios en sus sitios web. Esas ideas podrían funcionar mejor que esperar por un cheque de Google.

1 En inglés "aggregator" - se refiere a un sitio web o software que agrega un tipo específico de información de múltiples fuentes en línea.

2 Paywalls son sistemas para obtener beneficios económicos de la información digital en línea evitando que los visitantes accedan a la página web y a proveedores de contenido si no tienen una suscripción de pago.

© 2012 The Economist Newspaper Limited. All rights reserved.

De The Economist, traducido por Diario Libre y publicado bajo licencia. El artículo original en inglés puede ser encontrado en www.economist.com

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.