The Economist|13 may 2013, 12:00 AM|POR Diario Libre

Haga clic y pague

Incluye contenido de The Economist

Los últimos años han proporcionado poco alivio a las atenazadas finanzas estatales. Pero el 22 de marzo, 75 senadores, incluyendo mayorías de ambos partidos, aprobaron una enmienda a un presupuesto federal propuesto que, de ser promulgado, les permitiría a los estados cobrar impuestos por las ventas de los detallistas de internet ubicados en otros estados.

No tiene sentido económico aplicar impuestos diferentes a las ventas en las tiendas y en el internet. La prohibición es constitucional. En el 1992 la Suprema Corte dictaminó que los estados no podrían obligar a los detallistas de otros estados a cobrar impuestos sobre ventas a los residentes a menos que el Congreso, que supervisa el comercio interestatal, lo aprobara. Solo a los detallistas con una presencia física en el estado - un "nexus", en la jerga legal - se les podían aplicar los impuestos.

Las consecuencias económicas eran relativamente pequeñas antes de que aparecieran Amazon y eBay. No más. Desde el 1994, los vendedores por correo y el internet han crecido de 2% del total de las ventas al detalle a 7%. En los últimos cinco años, mientras que las ventas al detalle han aumentado 10% y los impuestos totales estatales y locales en 9%, los ingresos por impuestos a las ventas solo han aumentado un 2%. La Conferencia Nacional de las Legislaturas Estatales conjetura que la prohibición del tribunal les costó a los estados $23 mil millones en impuestos perdidos el año pasado.

En teoría, los clientes en línea están obligados a pagar los impuestos de ventas ellos mismos. No es de sorprender - ya que no hay medios de aplicación, ni estaciones de aduanas en las líneas estatales - que muy pocos lo hagan. Esto irrita a los detallistas tradicionales como Best Buy y Target, quienes tienen que pagar impuestos no solo en las tiendas sino también en línea en los estados donde tienen tiendas.

Los Estados han tratado de encontrar formas para evitar el fallo del tribunal. Illinois redefinió el "nexus" para incluir a terceros locales afiliados quienes venden a través de entidades más grandes tales como Amazon. Colorado les ordenó a los detallistas enviar a los clientes una factura por los impuestos y reportarlos al recaudador de impuestos. Nueva York ha definido el "nexus" para incluir cualquier tienda que pueda ser visitada con un clic en un sitio web ubicado en Nueva York. Todos enfrentan retos legales: Illinois y Colorado han perdido en los tribunales, sin embargo la táctica de Nueva York fue recientemente confirmada.

Los detallistas y los gobiernos estatales y locales por mucho tiempo han reconocido que la solución ideal sería que el Congreso les permitiera a los Estados aplicar impuestos al internet. Pero esfuerzos legislativos previos han provocado una furiosa oposición de activistas anti-impuestos y descontento entre muchos republicanos, quienes piensan que esto parece un nuevo impuesto. Aun cuando los activistas continúan opuestos, los republicanos cada vez más simpatizan con los detallistas y con los gobiernos locales que están tratando de crear obras públicas, tales como alcantarillado, mientras su base impositiva migra al ciberespacio. "Usted no puede descargar su inodoro en el internet", dice Mike Enzi, un senador republicano de Wyoming quien actuó como punta de lanza de la enmienda junto con Dick Durbin, un demócrata de Illinois.

La Ley de Equidad del Mercado, como se denomina el proyecto de ley, les permite a los estados simplificar sus leyes de impuestos a las ventas para obligar a los detallistas en línea a cobrar impuestos. En preparación para su aprobación, 24 estados han formado una coalición para armonizar y simplificar el cobro de impuestos, por ejemplo utilizando definiciones comunes de bienes sujetos a impuesto. Eso suavizaría la preocupación de los vendedores en línea de recaudar impuestos diferentes en miles de jurisdicciones estatales y locales. Amazon, uno de los más fieros oponentes a los esfuerzos a nivel estatal para recaudar impuestos en el internet, respalda la ley federal, mientras advierte en contra de un umbral demasiado alto para la exención de los vendedores más pequeños, que ahora está establecido en $1 millón. Por otra parte, EBay, se opone a cualquier ley con una exención "robusta". La ley no anularía la prohibición federal sobre el impuesto a bienes puramente digitales, tales como acceso al internet y al correo electrónico.

A pesar de que un proyecto de ley similar tiene el apoyo de los dos partidos en la Cámara de Representantes, los líderes de la Cámara todavía tienen que apoyarlo. Hasta el Senado tiene que encontrar otra manera de promulgar la legislación, ya que la resolución del presupuesto de marzo no es obligatoria. Los defensores consideran que la mejor esperanza podría estar en una reforma impositiva amplia. Enterrado en un montón de cambios más radicales, un toque más pesado al comercio-e podría no ser notado.

Amazon, uno de los más fieros oponentes a los

esfuerzos a nivel estatal para recaudar impuestos

en el internet, respalda la ley federal, mientras

advierte en contra de un umbral demasiado alto

para la exención de los vendedores más pequeños,

que ahora está establecido en $1 millón.

© 2013 The Economist Newspaper Limited. All rights reserved. De The Economist, traducido por Diario Libre y publicado bajo licencia. El artículo original en inglés puede ser encontrado en www.economist.com

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.