The Economist|15 jul 2013, 12:00 AM|POR Diario Libre

El desmembramiento no es tan difícil (I DE II)

Rupert Murdoch, el multimillonario fundador de News Corporation, recientemente entabló demanda de divorcio de su tercera esposa, Wendi Deng. Este no es el único rompimiento por el que está pasando. El 28 de junio su compañía se dividirá en dos - las acciones de ambas partes empezaron a cotizar en la bolsa esta semana - con la mayoría de sus activos lucrativos de películas y televisión transferidos a un nuevo grupo, denominado 21st Century Fox. News Corp se quedará con los periódicos y otros negocios de menor ingreso.

En un libro del 2009, "Curse of the Mogul", Jonathan Knee, Bruce Greenwald y Ava Seave analizaron el desempeño crónicamente pobre de los conglomerados de medios, culpando principalmente al apetito de sus jefes por activos trofeos que les compran poder y visibilidad. Esta inclinación a negocios grandes y tontos les ha hecho daño a los inversionistas: dos ejemplos son la fusión desastrosa de AOL con Time Warner y la compra de News Corp del Dow Jones en el 2007 en cerca de $5.6 mil millones - más del doble de su valor de mercado en ese entonces. En el período de diez años hasta el 2005, cuatro grandes conglomerados de medios, News Corp, Viacom, Disney y Time Warner, juntos obtuvieron rentabilidad equivalente a una tercera parte del promedio de empresas del índice S&P 500.

Entre el 2000 y el 2009 se vieron obligados a reducir el valor nominal de $200 mil millones de activos. News Corp no es el único conglomerado de medios extenso que está racionalizando sus negocios. En marzo Time Warner dijo que separaría para finales de año su unidad de revistas Time Inc. como un spin off. Vivendi, un agitado grupo francés con más propiedades dispares que días feriados tiene Francia, se espera que se despoje de sus activos de telecomunicaciones a fin de especializarse en entretenimiento. Otros que se han despojado de activos incluyen a Pearson, copropietario del The Economist, que ha vendido o fusionado varias propiedades para concentrarse en educación (ver gráfico).

Más recientemente, las empresas de medios han brillado. Durante el mes pasado las acciones de algunas empresas han alcanzado máximos históricos, y en los últimos cinco años News Corp, Viacom, Disney y Time Warner cada uno ha tenido un rendimiento promedio más del doble del promedio del índice S&P 500 de 6.1%. Parte de esto se debe a que los inversionistas se han calmado acerca de la amenaza inmediata de Netflix y otros perturbadores de la televisión pagada. Pero en parte también se debe a cambios en el comportamiento de los magnates de los medios.

En la mayoría de los negocios, los conglomerados cayeron en desgracia después de los años de 1980. Pero a los jefes de los medios, que siempre llegan elegantemente tarde a las fiestas, les ha tomado varias décadas seguirles. Sus recientes traspasos de activos no estratégicos han ayudado a lograr la confianza de los accionistas.

Dice Philippe DAuman, el jefe de Viacom, "a los inversionistas les gusta ser dueños de negocios que pueden entender". (Su empresa lanzó la tendencia de la "des-conglomeración" cuando separó su emisora de TV y otros negocios en CBS Corporation en el 2006.) La mayoría de los accionistas ahora ven que a las redes de televisión, periódicos, estudios cinematográficos, discográficas y otros activos diversos les suma poco valor el compartir una empresa matriz. Su proximidad hasta puede entorpecer su desempeño al distraer la gerencia.

Cada empresa de medios ha tenido sus propias razones para transferir activos, pero algunas son comunes. Los accionistas se han tornado más asertivos y menos propensos a creer el cuento de los magnates sobre las "sinergias". En particular son muy escépticos acerca de que los productores de contenido y hardware deban estar juntos. Esta semana Dan Loeb, un gerente de un fondo de cobertura, aumentó su participación en Sony, una empresa electrónica y de entretenimiento japonesa, y está presionando a sus gerentes a escindir el estudio cinematográfico y el negocio de música. Filmar "Skyfall" es un negocio diferente de fabricar un

© 2013 The Economist Newspaper Limited. All rights reserved. De The Economist, traducido por Diario Libre y publicado bajo licencia. El artículo original en inglés puede ser encontrado en www.economist.com

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.