Ecos|11 feb 2013, 12:00 AM|POR EFE

Pekín pide moderación fuegos artificiales

La gran contaminación del aire es la causa de la petición del gobierno
Año Nuevo es recibido con petardos.

Pekín, china. Las ventas de fuegos artificiales, muy populares para celebrar el Año Nuevo chino, que comenzó ayer, han caído de "forma significativa" después de que las autoridades pidieran moderación a los pequineses para no aumentar con los petardos la gran capa de polución que cubre la ciudad.

Aunque se han llegado a vender más de 260,000 cajas de petardos desde el pasado día 5, la cifra es un 37 por ciento más baja que la registrada el año pasado, según apuntó el ayuntamiento de la capital.

El Año Nuevo chino está marcado por lanzamientos de estruendosos cohetes y fuegos artificiales, cuyo ruido se cree que despeja los malos espíritus y aporta suerte, pero que ensombrece aún más el cielo de la contaminada ciudad.

El objetivo era no contribuir a aumentar la densa capa de contaminación que ha cubierto Pekín (y otras ciudades de China) durante el pasado mes.

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.