Ecos|20 feb 2013, 12:00 AM|1|POR Niza Campos

Concilio Vaticano II definió la renovación de la Iglesia Católica

El Cardenal dice que fue el promotor de los grandes cambios
Cardenal López Rodríguez: el Concilio actualizó a la Iglesia.

SANTO DOMINGO. La Iglesia católica ha sufrido múltiples cambios gracias al Concilio Vaticano II, uno de los eventos que marcó el pasado siglo y que todavía hoy día se preserva para promover la fe y la renovación moral de la vida cristiana.

Concebido. además, para adaptar la disciplina eclesiástica a las necesidades y métodos de los nuevos tiempos, el Concilio trazó grandes expectativas que a decir del Arzobispo Metropolitano de Santo Domingo, Nicolás de Jesús Cardenal López Rodríguez, fue el fruto de muchas discusiones, aportes, y enmiendas; "o sea fue una gran libertad".

"Yo creo que para entender la iglesia de hoy no podemos prescindir del Concilio Vaticano II. Ése que planteó la iglesia después de la segunda guerra mundial", enfatizó el Arzobispo.

Explicó que tras años de trabajo en 1965 se clausuró el Concilio Vaticano II y se proclamaron dos constituciones con documentos sobre la iglesia y de la iglesia en el mundo actual: "son dos constituciones hermosísimas".

"En la primera la iglesia habla de sí misma, y la iglesia en el mundo actual, es diálogo con el mundo, iglesia que le dice al mundo entero. Después otros grandes documentos sobre liturgia, sagrada escritura, sobre sacerdocio, la vida consagrada, sobre los obispos, y otros ya relacionados con ustedes, sobre los medios de comunicación", detalló.

Al ser cuestionado en torno al proceso de promoción de fe que actualmente encabeza la Iglesia católica, el Cardenal López Rodríguez respondió que ello forma parte del legado de los 16 documentos que sustentan el Concilio.

Recordó que en la elaboración de dichos documentos participaron grandes teólogos de la iglesia, quienes fungieron como asesores de los obispos participantes en las sesiones.

"Por consiguiente, yo creo que para entender la iglesia de hoy no podemos prescindir del Concilio", recalcó al tiempo de recordar que dicho Concilio constó de cuatro sesiones que se iniciaron en 1962 (la primera fue presidida por Juan XXIII) y concluyeron en 1965, a las que asistieron un promedio de 2,500 obispos del mundo.

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.