Medio Ambiente|04 mar 2013, 7:26 PM|POR EFE / Iván Mejía

Los Ángeles tendrá sed en 50 años si no se toman medidas, según un estudio

De toda el agua que lega a ese estado, menos dle 1% se reutiliza
LOS ÁNGELES.- Los Ángeles reutiliza menos del uno por ciento del agua que importa y, de no tomar medidas, su creciente población sufrirá escasez de agua a mediados de este siglo, destaca una investigación de la Universidad del Sur de California (USC).

"Parte del problema es que nuestra región sigue teniendo dependencia de agua importada de la Sierra Nevada en el norte de California y del río Colorado y de toda el agua que se consume se recicla menos del uno por ciento", aseguró Hilda Blanco, profesora de la escuela de Políticas Públicas Price de la Universidad de California en Los Ángeles (USC).

Blanco dirige el Centro para Ciudades Sostenibles de USC dedicado a investigaciones sobre las prácticas que promueven el avance de la sostenibilidad del medio ambiente en áreas urbanas.

La investigadora académica dirigió el estudio, cuyos resultados se publicaron en el reporte "Water Supply Scarcity in Southern California", que incluye un análisis de políticas que legisladores estatales aprobaron en 2009 para prever la necesidad de agua en el futuro.

Blanco argumentó que para reducir la dependencia de agua importada de "tan lejos", como el río Colorado y Sierra Nevada, "donde por el cambio climático cae menos nieve", es necesario hacer inversiones, descontaminar acuíferos y aprovechar mejor el agua de las lluvias.

"Hay que invertir en plantas de reciclaje del agua para diferentes usos, descontaminar los mantos acuíferos que hay debajo de la ciudad de Los Ángeles y el Valle de San Fernando e incorporar al subsuelo las aguas lluvias que se desperdician siempre que llueve porque terminan en el mar", señaló.

Según USC, el Departamento de Agua y Energía de la ciudad de Los Ángeles (LADWP) revela que para servir a los 3,9 millones de personas que residen en la urbe angelina es necesario importar el 52 por ciento del agua necesaria, mientras que el 36 por ciento es de los acueductos de Los Ángeles y el 11 por ciento proviene de los mantos acuíferos.

De toda esa agua menos del 1 por ciento se procesa para reutilizar, según el LADWP.

Otra de las opciones para paliar esta situación, comentó la investigadora, es seguir el ejemplo del condado de Orange, en donde están construyendo una "planta para desalinizar el agua del mar, que es una fuente inagotable; pero es la opción más cara".

Blanco indicó que en el condado de Orange, además, han instalado unas plantas de reciclaje que logran que el agua sea bebible, aunque sondeos muestran que la mayoría de los usuarios no acepta esta opción para usos diarios en casa.

"Entonces hay que buscarle otros usos, porque a la gente no le gusta esa idea de beberse el agua que en algún momento salió del baño, aunque en laboratorios se comprueba que se puede tomar", destacó Blanco.

Entre esos posibles usos, la académica puso como ejemplo el caso del condado de San Bernardino, donde un estudio indicó que el siete por ciento de las aguas que se utilizan en las ciudades proviene de plantas de reciclaje.
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.