Ecos|20 may 2013, 12:00 AM|POR Diario Libre

Asociación construye dos acueductos y 40 viviendas en campos de Cibao Central

Misión ILAC celebra 40 años de servicio a comunidades rurales de la región cibaeña
Integrantes del grupo LIFO de Miami, que construyó acueductos en Rancho de los Plátanos.
Ver Todas las Fotos (2)

VILLA TRINA. Espaillat. El pasado sábado, en la sección Rancho de los Plátanos fueron inauguradas 40 casas, para albergar a familias de escasos recursos. La ocasión fue de alegría en este lugar escarpado y muy distante del bullicio citadino.

Hasta el año 2009, las familias residentes en esta zona cafetalera debían caminar varios kilómetros de trechos pedregosos para cargar agua del río La Jondoná, el afluente más cercano de sus viviendas, pero la construcción de dos acueductos que benefician a por lo menos 1,600 familias de Rancho de los Plátanos, así como de Los Bueyes y Palma Herrada ha caído como una bendición. "Cargábamos agua a pie y en burriquito. Fueron años de mucho mal pasar. Pero ahora el agua nos llega a la casa. Esa agua vale millones", confesó Argentina Durán, una residente de la comunidad.

Las 40 casas como los dos acueductos, fueron construidos por el Grupo LIFO de Miami como parte de los programas de servicio a las familias del Campo del Centro de Educación para la Salud Integral, conocido como Misión ILAC.

Este 2013, la institución, con domicilio en Licey al Medio, cumple 40 años de servicio y asistencia a familias de las comunidades rurales del Cibao Central a través de programas de salud, educación, artesanía, mejora de viviendas, prevención sanitaria, agricultura orgánica, entre otras jornadas a beneficio de residentes en el campo.

En total, informa José Miguel Portes, administrador de la institución, son 160 comunidades asistidas con sus proyectos de desarrollo.

La buena nueva de las 40 casas entregadas en pasado sábado congregó a varios de los cooperadores de salud, que sirven de enlace entre Misión ILAC y las familias del campo. Una de ellas fue Petra María Suárez (Niní), guía de las cooperadoras de su domicilio, Sabana Rey Latina de La Vega, informó que en su entorno se han levantado 27 casas del proyecto "Doña Nidia", nombrado en honor a la donante. Además, testimonia, que los proyectos de huertos, cría de gallinas y filtros de agua, han permitido que los residentes produzcan lo que consumen y eviten enfermedades al utilizar agua potable.

Doña Niní es cooperadora de salud de ILAC desde 1994. No hay que rogarle mucho para que narre el antes y después de los trabajos de la Misión. "Antes habían muchas enfermedades, niños con salpullíos y muertes tempranas. Ahora damos charlas, tenemos una clínica para atender a la gente y enseñarles que en la higiene está la salud", afirma.

José Narciso Ferreira, es el director del departamento de Agricultura Orgánica. Informa que educan a la familia campesina en la conservación del suelo, para que produzcan su propio abono porque son muy costosos y poco sanos los fertilizantes. "Enseñamos a preservar los ríos y montañas. Tenemos un programa de producción de plantas de vegetales y café, porque si sembramos café en la altura tendremos agua en la llanura", afirma convencido.

En ILAC se producen las plantitas y se distribuyen en las comunidades de forma gratuita.

Misión ilac

Fue fundada en 1973 por los sacerdotes jesuitas Narciso Manuel Sánchez y Ernesto Fernández Travieso. Los programas de agricultura, salud ( prevención y cirugías), educación, artesanía, favorecen a 160 comunidades ubicadas en nueve provincias del Norte, como Las Cruces de La Vega, El Guineal de San Francisco de Macorís, Comedero de la provincia Sánchez Ramírez, así como Batey y Libertad de la provincia Valverde. También El Pino de Dajabón, Henequén de Santiago, Las Uvas de Puerto Plata, entre otras.

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.