Sociedad|02 jul 2013, 10:04 AM|POR EFE
GUARDADO EN:Latinoamérica, seguridad, pobreza, salud,

América Latina logra buenos resultados en los ODM, pero persiste desigualdad

La región continúa siendo "la más desigual de todo el mundo"
MÉXICO.- América Latina y el Caribe han logrado "buenos resultados" en relación con los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) en el último año, pero siguen enfrentando disparidades enormes, dijeron hoy en México representantes de Naciones Unidas.

La región continúa siendo "la más desigual de todo el mundo", a pesar de los avances en las metas vinculadas con pobreza, educación, medio ambiente, salud e igualdad de género que serán evaluadas en 2015, señaló la coordinadora residente de la ONU en México, la brasileña Marcia de Castro.

La funcionaria presentó el Informe de 2013 de los ODM con una exhortación a los Gobiernos de la región para que aceleren sus esfuerzos en esos ocho objetivos.

"Este es un año crucial para todos nosotros. Estamos concentrando los esfuerzos para alcanzar la meta", dijo.

Entre los logros más importantes de la región está el combate a la pobreza extrema, donde la proporción de personas que viven con menos de 1,25 dólares al día pasó del 12 % en 1990 al 6 % en 2010, con lo que ya se cumplió ese objetivo.

La proporción de personas desnutridas pasó del 15 % en 1990 al 8 % en 2010-2012, según el informe elaborado por el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales (DAES) de la ONU.

En educación hay conquistas significativas con el aumento de la tasa de matriculación neta en enseñanza primaria del 88 al 95 %, y la paridad entre niños y niñas en el nivel de primaria.

Otras mejorías de América Latina y el Caribe están en acceso a agua potable, combate a la tuberculosis y reducción en un 64 % de la tasas de defunciones de menores de 5 años entre 1990 y 2011, de acuerdo con el estudio.

Entre lo preocupante está la deforestación, sobre todo en Sudamérica, y la "gravísima" situación en mortalidad materna, ya que de los 130 casos por cada 100.000 niños nacidos vivos entre mujeres
 de 15 a 49 años en 1990, solo ha bajado a 72, muy lejos de la meta de reducción a 32,5 casos.

"Todavía es escandalosamente alta", dijo a Efe Diana Alarcón, oficial superior de Asuntos Económicos de la División de Políticas y Análisis del Desarrollo del DAES.

Respecto a la rampante desigualdad, Alarcón estimó que "es muy difícil de revertir" porque los cambios "toman décadas, de manera que no es extraño que América Latina, habiendo sido la región más desigual hace cien años, continúe siéndolo".

"Brasil es uno de los países más desiguales del mundo, México tiene una gran desigualdad, sin embargo, son países que están ahora en buen camino para empezar a romper con esa trayectoria", aseveró.

A esos dos países les atribuyó "aciertos muy importantes en política social" en la última década, mientras que llamó la atención sobre la magnitud de los retos en Centroamérica en materia de desigualdad.

"Son países pobres, con ingresos per cápita bajos, con una institucionalidad que necesita ser fortalecida, y países que están arrastrando todavía muchos años de guerras civiles internas que tienen repercusiones sociales muy graves", agregó Alarcón.

La experta celebró que exista un "crecimiento de la clase media (...) documentado en todos los países de la región", pero lamentó que el avance no sea lo suficientemente sólido.

"Una crisis económica que tenga impactos fuertes en la región nos regresa" a niveles de hace varios años, advirtió.

El director de la sede en México de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), el chileno Hugo Beteta, celebró el "progreso importante" respecto a los ODM, pero pidió un mayor esfuerzo para cerrar las "brechas y disparidades" existentes.

Sobre la desigualdad, comentó que no es solo un asunto de política social, sino de cambio de una estructura económica "dual", con un puñado de empresas grandes y productivas, y un "mar de firmas (compañías) informales, pequeñas, con bajísima productividad".

La apuesta, dijo, debe ser por la calidad educativa, pues bajo los esquemas actuales "el origen aún es destino", esto es, que quien nace en una familia rica en la región será rico, mientras que quien lo hace en una marginada seguirá siendo pobre.
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.