ESPACIOS - SALUD|02 abr 2013, 11:40 AM|1|POR (Texto e imágenes): Karenny Güílamo y Carmen Ariza
El diseño de interiores contribuye a mejorar la calidad de vida dentro del espectro autista.

¿Autismo y diseño?

A principios de abril se celebra el Día Mundial de Concienciación para el Autismo.

Con el tiempo, la incidencia del autismo ha aumentado vertiginosamente. En los años 70 el autismo afectaba a 1 de cada 10,000 niños en los Estados Unidos; sin embargo hacia el 2010, 4 a 6 de cada 10,000 niños era diagnosticado con algún desorden del espectro autístico.

Ya sea porque los métodos diagnósticos han mejorado o porque verdaderamente la incidencia ha aumentado, es innegable que el autismo es una realidad con la que convivimos. La concienciación mundial de esta condición promete un futuro más cálido a las personas que son diagnosticadas con algún Trastorno del espectro autista.

Cada día son más las disciplinas que se integran para ayudar a su tratamiento y acondicionamiento. El diseño de interiores es una de las novedosas disciplinas que han dicho presente ante el reto de analizar las condiciones físicas y psicológicas que afectan a una persona con autismo. Siendo entonces capaz de presentar soluciones prácticas que promueven la integración y la comodidad del individuo en la sociedad.

 

La relación entre el diseño de interiores, una profesión hasta entonces conocida como banal, y el autismo no deja de sorprender y despertar la curiosidad de muchos. En relación al 2 de abril Día Mundial de Concienciación para el Autismo se presentan algunas preguntas frecuentes de los aportes que puede ofrecer esta disciplina.

¿Qué relación pueden tener el diseño de interiores, una disciplina que transforma espacios, y el autismo, un trastorno de la conducta del ser humano? Un individuo que presenta algún trastorno del espectro autista suele tener respuestas particulares a los estímulos. Esto hace que su relación con el espacio también sea distinta. El diseño de interiores estudia las necesidades espaciales que puedan tener los individuos afectados a través del estudio de sus necesidades sensoriales.



¿Cuáles elementos de un espacio pueden alterar la conducta de una persona con autismo? Debido a su particular forma de recibir los estímulos, una persona con autismo puede verse alterada por elementos espaciales como la iluminación, los materiales, los colores, los sonidos, la organización y la distribución de un espacio. Razón por la cual hay que estudiar el espacio y conocer las posibles respuestas sensoriales de la persona afectada para lograr una composición acertada.

¿Cuáles colores se pueden utilizar en un espacio pensado en un individuo con autismo? El color es un tema de vital importancia, ya que incluso para individuos neurotípicos, implica una influencia directa en las emociones y sensaciones dentro del espacio. En un espacio pensado para personas con autismo es necesario eliminar todo tipo de colores intensos y llamativos, apegándose a una gama de colores neutrales, pasteles y fríos que proporcionen sensaciones relajantes y de amplitud.



¿Qué pasa si vivo junto a una persona con autismo, tendría que hacer una transformación total de la casa? No. Una transformación total del espacio sería una invasión muy agresiva y podría provocar reacciones adversas Lo ideal es ir organizando todo poco a poco e ir realizando pequeños cambios significativos hasta alcanzar el equilibrio en el hogar. Recordar que lo importante es ofrecer un espacio organizado, legible, y libre de riesgos.

Realizar cambios en los espacios siempre conlleva una alta cantidad de dinero, ¿existe alguna opción económica para adaptar un espacio a un individuo con autismo? Sí, existen muchas opciones económicas. Lo imprescindible en la adaptación de un espacio no es la marca, ni la tecnología de los materiales sino conseguir el efecto que deseado y para ello se pueden utilizar diversos recursos que suelen estar a la mano.

Por ejemplo, para mejorar la acústica de un espacio, lo ideal sería establecer aislamientos acústicos en los plafones y materiales de terminación, sin embargo una solución rentable y altamente funcional es colocar alfombras en los suelos, y crear paneles de corcho (material económico y de fácil acceso).

¿Cómo se pueden conocer las reacciones sensoriales que presentan una persona con autismo y la respuesta espacial que necesitan para lograr un acondicionamiento del espacio? La forma adecuada es estudiar al individuo y su conducta habitual, y de ahí partir a otorgar respuestas.

Existen ciertas pautas comunes a las personas con trastorno del espectro autista que ya han sido estudiadas y que pueden servir de guía para entender al individuo de manera correcta y con mayor acercamiento.



¿Dónde se puede encontrar información de las pautas comunes de las personas con autismo y el espacio? Existe poca información especializada en este tema, sin embargo además de algunos pocos artículos médicos y de familiares que se pueden encontrar en internet, actualmente está disponible una guía especializada en diseño de interiores para espacios de personas con autismo.

 

Autismo: Espacios Especiales. Manual de Diseño Residencial ofrece guías de diseño para residencias de personas con autismo; guías que también son aplicables a otros espacios. Se puede obtener más información sobre este manual en: www.espaciosespeciales.com

ESPACIOS - BAÑOS|01 ago, 12:00 AM|
Duchas de color y calor | Fotos
ESPACIOS - PISCINAS|01 ago, 12:00 AM|
Piscinas todo el año
ESPACIOS - DECORACIÓN|25 jul, 12:00 AM|
Oficinas que hacen sentir como en casa | Fotos
ESPACIOS - DECORACIÓN|25 jul, 12:00 AM|
Puertas, el elemento que indica: ¨adelante¨ | Fotos
ESPACIOS - ILUMINACIÓN|18 jul, 12:00 AM|
Consejos para iluminar las áreas de estudio de tus hijos | Fotos
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.