ESPACIOS - CITADINOS|10 may 2013, 12:00 AM|3|POR Olga Agustín (Editora de Lacasa) / Fotos: Maglio Pérez

Encanto en los cielos de Piantini

Con líneas simples y tonalidades claras, la contemporaneidad prima en todos los rincones de este apartamento que, ubicado en las alturas de una torre en un céntrico sector capitalino, fue magistralmente ambientado por la diseñadora de interiores Cynthia Busto.

“Zapatero, a tus zapatos”, asegura sin titubeos la abogada y propietaria de este inmueble, ubicado en una torre del Ensanche Piantini, ante la pregunta de por qué había escogido a la diseñadora de interiores Cynthia Busto como artífice del interiorismo de su espacio. Para ella, el reto de crear una composición de diseño dentro de un proyecto residencial –o de la índole que sea- es cosa de profesionales por orden de obligación.

 

 “Yo trato de ser persuasiva con quienes me contratan. Sin embargo, me gusta que ellos se sientan identificados con su casa”, explica de su lado Cynthia Busto. De ese modo, con puntos de vista similares y objetivos concretos en común, la química entre la dueña de este apartamento y la diseñadora fue inmediata.

 

La presencia de líneas simples y de tonalidades claras fue el primer requisito pedido por la anfitriona; un aire de contemporaneidad, el segundo. Por eso, la diseñadora consensuó con su clienta y partió de una paleta gris, blanca y crema para realizar todas las combinaciones de color, texturas y elementos que se observan en esta casa.

Cynthia Busto, quien trabaja en solitario en cada uno de    sus proyectos para darle un toque personalizado y evitar así las repeticiones, mezcló elementos mobiliarios y ornamentales (de tiendas como Azul Mar, Casa Alegre, Altri Tempi, Casa Tua, Darquin y Hunter Douglas Dominicana, en su mayoría) en este proyecto residencial de 400 metros cuadrados.

 

Cuatro meses fue el tiempo que le tomó a Busto procurar los muebles idóneos, realizar las instalaciones de iluminación y de sonido necesarias, y conseguir todos los detalles que complementarían cada una de las estancias. En la sala, por ejemplo, hubo que fabricar una alfombra a la medida y pintar las puertas en una tonalidad crema; en el comedor se llevó a cabo una decoración sobria y equilibrada, donde se destacaron las níveas ventanas francesas, las cenefas enmaderadas y el ligero cortinaje.

 

 Ya en el estudio, el metal con apariencia de aluminio se apoderó de las terminaciones de esta área y de algunos detalles, combinándose a su vez con el papel tapiz dotado de matices grisáceos-plateados (presente a lo largo y ancho de las paredes). En lo que al baño respecta, la profesional del diseño decidió preservar el mármol, pero matizando el área con la paleta cromática que impera en el resto de la casa.

 “En la habitación seguimos con la misma línea implementada en otras áreas. Así, incluimos un verde clarito en la pared, unas cenefas revestidas de espejo y una ropa de cama en seda y bordados”, refiere la diseñadora sobre el trabajo que realizó en el dormitorio principal. Para la habitación de la hija de la anfitriona, procuró tonos suaves, pero con ciertos choques de color.

 

Así, con un clic inmediato ante los deseos y necesidades habitacionales de la propietaria, Cynthia Busto volvió a demostrar en esta residencia lo que ya tiene por lema: “No ejecuto muchos trabajos, sino unos pocos, para entregarme en cuerpo y alma”.

 

 

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.