Cada cosa en su lugar

Por|| 08 FEB 2017, 5:15 PM

Desde hace unos años la organización se ha ido perfilando como una de las áreas más exploradas y demandadas dentro de la decoración, con profesionales preparados exclusivamente para ello. Sus técnicas están revolucionando muchos países del mundo, incluyendo el nuestro. Por eso, y para darle un twist a tu forma de organizar un espacio, acudimos a Nathalie Navarro, fundadora de Todo en orden, quien tiene las claves para que, aun en poco espacio, haya mucho orden en tu casa.

Si eres de las que abres el clóset y te encuentras con un armario repleto de “nada que ponerme”, papeles por todas partes y cajones con artilugios que nunca has usado, bienvenida al club. Estas son las 7 lecciones que aprendimos con Nathalie Navarro.

La decoración tiene sus reglas

Algunas deben ser flexibles en algunas ocasiones. Se da el caso de que algunos padres no permiten a los niños que tomen participación en estos procesos cuando no debe ser así del todo. ¿Por qué? La experta lo explica de forma sencilla: “El ambiente que rodea a los niños influye en su estado de ánimo”. Por eso aconseja permitirles que sean parte del proceso y preguntarles qué opinan, sobre todo cuando se trata de su espacio personal, como la habitación.

El caso especial que tiene que ver con la pérdida de un ser querido

Es normal que en estos casos se conserven todos los bienes, sin embargo, Nathalie entiende que es bueno trabajar esa parte, en la que se oriente sobre quedarse con lo que realmente es importante. A fin de cuentas, todo este método de organización busca llevar a las personas a “un estado emocional de realización y liberación; para que los clientes se sientan plenos”. “Las cosas que tenemos determinan nuestro estado de ánimo, cómo me percibo y cómo percibo a los demás”.

Cada cosa en su lugar

Mantener todo en orden es una cuestión básica que tiene mucho que ver con la comunicación y la educación. Así lo afirma Nathalie: “Adulto o niño, empleado doméstico o dueño de casa, debe existir una educación posterior. Que la gente entienda por qué lo hacemos, por qué lleva ese orden, que pudiera variar, porque el cliente tiene que sentirse satisfecho. La realidad es que las personas adquieren un compromiso que no está escrito, que empieza de dentro hacia fuera, porque empieza a sentir el cambio desde que llegamos el primer día a su residencia u oficina”.

Es necesario que cada cosa tenga su lugar para que solo sea “cuestión de segundos” regresarla a su puesto. Pero es el cliente quien debe tener conciencia de esto: saber dónde está todo, dónde buscar y dónde colocar... Para mantener el orden es preciso “respetar el lugar de cada cosa y volver a ponerlo en su sitio”.

Si intentas arreglar, pero vuelve y se desordena...

¡Que no cunda el pánico! No tienes que perder la cordura. Según nuestra experta es un asunto, reitera, de comunicación, de que en casa todos estén informados: “No es que tu esquema o tu distribución esté mal. Es que muchas veces no le estamos dejando ver a los demás dentro de la casa cómo va el asunto. Que todo el mundo en la casa tiene que saber dónde van las cosas”.

Nos cuesta ser ordenados por una razón: porque no disfrutamos a plenitud y nos sentimos abrumados. El orden nos da la tranquilidad del ahorro del tiempo para disfrutar las cosas que nos gustan.

¿El espacio que más cuesta organizar?

El clóset, sin ninguna duda.

Cada cosa en su lugar

El arte de organizar

Cuando era apenas una niña empezó organizando la habitación de su abuela, “que era enorme”. Entonces su salario era de 15 pesos que más tarde ascendió a 25. Contrario a lo que puedan imaginar, no lo hacía por dinero. Eso de poner “cada cosa en su lugar”, al menos en el que ella pensaba que era el correcto, era una manía que la perseguía y que, conforme pasaban los años, crecía junto con ella.

Se ríe mientras recuerda cómo se entretenía organizando la casa de sus amigas, siendo una adolescente. Cree que “vivir de una forma minimalista y rodearse de las cosas que realmente son importantes” fueron los principios que forjaron esta profesión que sin duda alguna la escogió.

Pero en realidad Nathalie es mercadóloga con una especialidad en Finanzas. Estudió a nivel técnico Interiorismo junto con Diseño de Interiores y Locución. Además de llevar las riendas de Todo en Orden, se certificó como wedding planner en Estados Unidos, hace ya unos siete años, otra de sus grandes pasiones.

“Estoy haciendo de mi vida las cosas que me gustan, eso es una realidad”, me dice una Nathalie que asegura que nunca sintió duda o temor de emprender su iniciativa en materia de decoración: “Existía un nicho. Había una necesidad puntual porque lo hacía con mucha frecuencia y gratis (risas). Mis amigas me lo pedían desde hace mucho tiempo y me decían que tenía un don que necesitaba madurar a través del estudio y la propia experiencia. No me lancé con temor para nada. Cuesta trabajo ser emprendedor, pero la realidad es que tiene sus beneficios. El que hace lo que ama está benditamente condenado al éxito”.

En marzo de 2015 (hace casi dos años) toma forma Todo en orden. Y aunque en el país ya existen organizadores de espacios (los más conocidos son los de clósets) Nathalie interviene todas las áreas de la casa y oficina, además de ofrecer un servicio a nivel digital (escaneo y almacenamiento de fotografías en orden cronológico, por ejemplo).

La diferencia en el servicio que ofrece va incluso más allá: aparte de estudiar la asignatura per se, Nathalie ha explorado la parte psicológica del comprador y cómo influyen las cosas en la parte emocional de las personas.

Cinco elementos para mantener el orden: 1. No salir de casa sin hacer la cama. Si está hecha tendrás la sensación de que lo demás también lo está. 2. Hacer listas. No dejes nada a la memoria. Escríbelo en una libreta, no en papelitos sueltos. 3. Definir un lugar para cada cosa. 4. Que haya comunicación. Que todos en la oficina o residencia sepan dónde están las cosas. 5. Acomodarse a lo que le funciona a cada quien y esté a su alcance.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese

EnFormaConEstilos