Economía Personal

El futuro de la generación X

Por|| 24 DIC 2016, 12:00 AM
El futuro de la generación X

Los nacidos entre el año 1964 y 1984, más o menos, somos llamados la generación X. Tenemos en común muchas herramientas financieras con las que fuimos criados. Pero, ¿las utilizamos a nuestro favor?

El futuro depende de lo que hacemos en el presente... lo mismo que nuestro presente es lo que construimos con nuestros actos en el pasado. Las herramientas que ha tenido mi generación nos han puesto en un cambio de comportamiento muy importante.

La edad de retiro debe llegar al pasar los 65 años. Diríamos que los primeros habitantes de la generación X que se retirarán en masa lo harán en el año 2029, nos quedan aún 12 años para ver el interesante proceso.

Veamos cuáles instrumentos financieros influenciaron el comportamiento de dicha generación y las consecuencias que tendrán los dogmas adquiridos por una gran parte de su población.

• La tarjeta de crédito. Excelente instrumento financiero que cambió el comportamiento de muchos. Creado como herramienta de pago, por muchos confundida con un instrumento de financiamiento. Tener en los bolsillos el dinero plástico puede hacernos conseguir lo deseado con antelación. Los intereses generados por no pagar a tiempo son mucho más altos que otras posibilidades. Algunos pierden su potencial de ahorros por esta práctica. Muchos padres acostumbraron a sus hijos a ser independientes dándoles dinero plástico. Y al momento de tener que administrarse por sí solos la vida se les hizo muy difícil.

• Préstamos para vehículos. Ya no hay que esperar para subirse en un mejor vehículo, el sueño de todo niño. Pasarse cinco años pagando es una locura. Trabajamos demasiadas horas para andar en ese símbolo de estatus.

• Préstamos desmedidos para viviendas. La diferencia con la generación anterior (los baby boomers) es que se nos puso a mano obtener una vivienda mayor de lo que los ingresos realmente nos permiten. Al igual que la exigencia mucho más baja de capital propio. El resultado son plazos mayores a 20 años donde pagamos demasiados intereses y cuotas muy altas que no dejan construir capital.

• Poco interés por educación financiera. No es que no exista, está a mano de cualquiera, como mi libro Arco Iris Financiero. Y hasta de manera gratuita como mi portal www.clinicadelbolsillo.com. Nunca hubo más conocimiento a mano. El problema es que no queremos dedicar tiempo a educarnos para construir, preferimos “vivir”.

Veamos una cifra que me preocupa. Por ejemplo, en RD hoy existe 1 millón de personas por encima de los 60 años. Equivalente al 9,7% de la población. Para el 2030 se espera que sea más del 14%, y cuando la generación X termine de retirarse seremos más del 21%.

Más alarmante, los pensionados hoy no llegan al 10% de la población en edad de retiro. Mi generación tendrá mejor suerte, pero solo mejor ya que no estamos aportando suficiente para una pensión digna. Tampoco somos suficientes los que aportamos al sistema.

En nuestra realidad financiera veo cómo muchas personas de mi generación han trabajado mucho y duro, pero no han construido capital para que trabaje para ellos al momento del retiro. Algunos son independientes y no tienen ni siquiera un techo propio y por el sistema de seguridad social no les tocará nada.

Nos quedan menos años que a otras generaciones para enderezar nuestra vida financiera. Y más importante aún, ayudar a la próxima generación (los milénicos) a que construyan bien la de ellos.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese