Golpe de efecto

Por|| 11 ENE 2017, 12:07 PM

Cuando en casa, el lugar cálido y acogedor al que siempre deseamos volver para reposar, saltan las alarmas y no podemos parar ni un instante, es que nuestra mente cambia, y lo que era un lugar atractivo ha dejado de serlo, pero no por ello tenemos que volverla del revés, presentamos unos pequeños trucos para ayudar a restablecer la atmósfera apropiada.

Reconstruir

Con pequeños detalles en la pared podemos reconstruir nuestra casa. No hay que ser un experto en bricolage para lograr transformar una pared que nos permitirán pensar que nos hemos mudado de vivienda. Guiños divertidos que consiguen que cambiemos el aspecto de una habitación con un pequeño detalle.

Para el siguiente paso, bastará con una cuerda, una cinta métrica, una chincheta, un lápiz y unas tijeras. El primer paso es determinar el tamaño de círculo que quiere y, una vez decidido, hay que calcular la distancia del dentro al borde, un paso sencillo al que se calcula fácilmente con el lápiz al que se le ata la cuerda con los centímetros que queremos que tenga.

Golpe de efecto

Dos tonos

Otro de los efectos para decorar la pared es realizar un efecto de dos tonalidades con la pintura. Lo primero es decidir a qué altura queremos marcar la diferencia y hace una marca con tiza en cada extremo de la pared, y marcar los dos extremos con cinta adhesiva.

Un pequeño rodillo para pintar la parte superior de la pared será suficiente y evitará que, si nos pasamos de la raya, el destrozo será más fácilmente subsanable.

Una vez terminado el primer color, elegiremos una brocha de 5 centímetros para pintar con cuidado la línea divisoria. Para terminar utilizaremos un rodillo con la que trabajar la base por debajo de la línea divisoria, con lo que conseguiremos la transición con otro color.

Efecto degradado

En este caso, el efecto que se logra es una pared que parece antigua, pero con efecto nuevo.

Para conseguirlo lo primero que hay que hacer es pintar la pared por completo del tono más claro que hayamos elegido, después hay que medirla, elegir colores y empezar a pintar con el segundo color.

Golpe de efecto

Efecto pizarra

El efecto pizarra es una opción estupenda para ir cambiando una pared y transformándola a través de mensajes o con dibujos sobre ella.

La pintura de pizarra ha ido tomando protagonismo, no solo en habitaciones infantiles, también en cocinas y baños, pero si aún no se atreve, los accesorios decorativos pueden ser una opción.

La web muymucho ha presentado una nueva colección de complementos decorativos con estampado de efecto pizarra para aquellos que no se atreven o que no se limitan solo a la pared.

Un estampado que simula el efecto tiza para conseguir que, sobre un fondo negro, parezca que estamos viendo una pizarra real con mensajes escritos. Textiles, bandejas, botes o bolsas de regalo son algunas de las opciones más atractivas.


COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese

EnFormaConEstilos