Estreno|12 nov 2012, 4:04 PM|POR Francisco Maldonado
GUARDADO EN:cine, estreno

End of Watch

Llega a los cines de República Dominicana el violento film "End of Watch" ("Fin de turno"), el que es dirigido y escrito por David Ayer, quien ya había demostrado su talento al mostrar la violencia cotidiana urbana en cintas como "Harsh Times" de 2005 y "Street Kings" de 2008 (escribió en 2001 "Training Day"). Sus protagonistas son Jake Gyllenhaal y Michael Peña, quienes comparten créditos con Anna Kendrick, America Ferrera y Frank Grillo, entre otros.

Dos jóvenes policías de Los Ángeles que en un inicio no se caían bien, entablan una relación de fraternidad que los convierte en grandes amigos. Sus problemas comienzan cuando en una operación rutinaria de control de tráfico confiscan un alijo de dinero y armas pertenecientes a un cártel de drogas.

Los honestos y valientes policías se enfrentarán prácticamente solos a un ejército de criminales, ante la indiferencia de compañeros que no quieren hacer frente a los temibles traficantes de drogas del sur de la ciudad.

La película es un crudo reflejo de lo que sucede en el South Central de Los Ángeles, donde la comercialización con sustancias prohibidas, grandes cantidades de inmigrantes ilegales y los asesinatos relacionados a otros crímenes evidencian que su realizador siempre ha estado enfocado en problemas inter raciales y barriales.

Por un lado está un policía de ascendencia latina sombrío y muy emotivo y por el otro está su compañero, un directo y sarcástico joven que pone en práctica todo lo que ya había aprendido en la infantería de marines. Ambos son muy distintos en temperamento, pero coinciden en su dedicación por preservar el orden.

"End of Watch" se hizo con un presupuesto estimado en 7 millones de dólares y a dos meses de su estreno en EE.UU. ya ha recuperado poco más de 38.8 millones de dólares. Es una de esas películas que se hacen sin mucha espectacularidad y sus resultados dicen más que cualquier palabras.

La agilidad que muestra Ayer con las cámaras en pleno movimiento detrás de los protagonistas y un guion que sin ser pretencioso resulta adecuado, deja por resultado una película entretenida y edificante. A eso sumamos que la experiencia de Ayer escribiendo este tipo de historias, le ha permitido ir puliendo una línea de contenido que nunca pasa de moda.

En síntesis este es un film frenéticamente violento por momentos, pero cargado de muchos sentimientos encontrados por parte de los personajes centrales, lo que saca esta película de policías del montón y asegura un lugar considerable. (Buena)
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.