Estreno|23 nov 2012, 09:59 AM|POR Francisco Maldonado

The Twilight Saga: Breaking Dawn Part 2

Después de toda una maquinaria publicitaria llega a los cines de República Dominicana el film "The Twilight Saga: Breaking Dawn - Part 2", quinta y última película de una popular saga que inició en el 2008 de manos de Summit Entertainment y Lionsgate Films. Esta al igual que sus predecesoras sigue fielmente la historia plasmada en la exitosa novela de Stephenie Meyer, quien no descarta escribir una nueva historia que parta de algunos de los personajes popularizados en "The Twilight".

Al igual que la parte anterior, "The Twilight Saga: Breaking Dawn - Part 2" es dirigida por Bill Condon, cuya filmografía incluye fracasos como "Candyman: Farewell to the Flesh" de 1995, pero también grandes aciertos como "Kinsey" de 2004 ó "Dreamgirls". En el caso que ocupa a la presente película, cabe resaltar que heredó una franquicia de debía mantener ó superar en lo referente a facturación y gusto del público a la que va dirigida.

Catherine Hardwicke dirigió la primera en 2008, Chris Weitz dirigió la segunda en 2009 ("The Twilight Saga: New Moon) y David Slade dirigió la tercera en 2010 ("The Twilight Saga: Eclipse"). Todos ellos al igual que Condon, tuvieron que trabajar con un guiones banales y poco convencionales de Melissa Rosenberg. Summit y Lionsgate impusieron esos guiones porque solamente estaban enfocadas en llegar al gusto del público adolescente y poco exigente, como efectivamente sucedió.

Sus estelares desde un inicio fueron los sobrevalorados Kristen Stewart, Robert Pattinson y Taylor Lautner, cuyo sexapil se mercadea más que sus pobres cualidades histriónicas. Junto a ellos veteranos como Peter Facinelli, Billy Burke, Elizabeth Reaser, Elizabeth Reaser, Michael Sheen y Dakota Fanning, cuyos personajes limitaban mucho actuaciones que pudieron destacarse más. Otros roles más sencillos estuvieron a cargo de los jóvenes Maggie Grace, Ashley Greene, Kellan Lutz, Jackson Rathbone y Chaske Spencer, entre otros.

Bella finalmente se convirtió en vampira, pero antes dio a luz una niña mitad humana y mitad vampiro, cuyo crecimiento acelerado llamaría la atención de los que no estén relacionados a la familia Cullen. Al estar protegida por toda la familia, Edward tiene tiempo suficiente para iniciar a Bella en su nueva condición, enseñándole las virtudes de su actual estado y cómo controlar el deseo de beber sangre humana.

Este proceso de iniciación y derroche de romanticismo abruptamente es roto por una confusión en torno al nacimiento de la inquietantemente tranquila Renesmee. Alguien distante al grupo llega a ver a la hija de ambos en plenas facultades especiales y piensa que es una niña transformada ó mordida. Transformar a una niña está terminantemente prohibido debido al caos que provoca una incontrolable sed que pone en evidencia la existencia de los vampiros.

Es entonces cuando el regente clan de los Volturi decide castigar a los Cullen matándolos a todos, en lo que es una esperada batalla desde la primera película. Esto obliga a Edward y a su familia buscar ayuda en todo el mundo, logrando reunir a un grupo de vampiros con poderes especiales, los que pese a ser minoría tengan la capacidad necesaria para enfrentar a los implacables y sádicos Volturi.

Pese a su ilógico guión, "The Twilight Saga: Breaking Dawn - Part 2" tiene su principal atractivo en la espléndida fotografía de Guillermo Navarro, música original de Carter Burwell y una puesta en escena bien cuidada por parte de Condon. A eso se agregan algunas actuaciones que escapan a la rigidez de sus personajes centrales.

Esta película es un final digno para una saga que fue seguida por millones de fans en todo el mundo, donde generaciones de jóvenes se identifican con los enredos sentimentales de sus protagonistas, cuya actuación de telenovela trascendió más allá de la pantalla grande (todo lo relacionado a la relación sentimental de sus protagonistas Stewart y Pattison).

Para Summit Entertainment y Lionsgate Films representa un reto a sustituir la que hasta ahora ha sido su franquicia insignia, razón por la cual ya han comenzado a explorar esa opción con "The Hunger Games" (actualmente filmándose su secuela "The Hunger Games: Catching Fire").

Hasta el momento de esta publicación la última película de la saga de "The Twilight Saga: Breaking Dawn - Part 2" había recaudado más de 341 millones de dólares a nivel mundial en tan sólo tres días y con una acelerada proyección a sobrepasar los 600 millones en su segunda semana en los cines. Esto evidencia que para sus compañías productoras es más que un reto lograr armar otra franquicia cuyas películas vallan dirigidas al mismo tipo de público y que les represente tan bien de cara a la taquilla. (Buena)
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.