Fotonoticias|29 mar 2012, 5:19 PM|POR EFE

El Bellas Artes de Budapest muestra el nacimiento del arte fotográfico

Según el director del museo, ésta "es una muestra única en el mundo"
BUDAPEST.- El Museo de Bellas Artes de Budapest (SZM) presenta desde hoy los orígenes de la fotografía como forma de expresión artística, con una muestra que recoge 200 instantáneas de los fotógrafos más conocidos de finales del siglo XIX y principios del XX.

Bajo el título de "El nacimiento del arte fotográfico. Desde el pictoralismo hasta la fotografía moderna", esta exposición da a conocer el profundo cambio que experimentó esta disciplina en la época y que colocó la fotografía entre las artes.

Las instantáneas llegaron al museo de Budapest de varios centros de todo el mundo, como el d'Orsay, de París; el MOMA, de Nueva York; el Albertina, de Viena; el Ludwig, de Colonia, o el Fotográfico de Kecskemét (Hungría), entre otros.

Según László Báan, director del SZM, ésta "es una muestra única en el mundo", ya que todavía ninguna ha exhibido este cambio en el arte fotográfico.

Desde Alfred Stieglitz (Alemania/EEUU), a Edward Steichen (EEUU), Man Ray (EEUU), Rodolf Koppitz (Checoslovaquia), hasta los húngaros László Moholy-Nagy y André Kertész, la muestra ofrece una imagen del cambio de la visión que estos artistas tenían sobre la fotografía.

El pictoralismo (corriente fotográfica) se desarrolló a finales del siglo XIX en Austria, Alemania y el Reino Unido, y sus exponentes jugaron un papel clave para que la fotografía fuese reconocida como un arte.

En sus instantáneas elegían temas de la pintura de aquella época, naturalezas muertas, paisajes o retratos.

Con estas técnicas, los fotógrafos buscaban el reconocimiento de la fotografía como un arte, asemejándole a la pintura.

A partir de la segunda década del siglo XX los fotógrafos empezaron a ampliar el abanico de temas y técnicas.

Péter Baki, comisario de la muestra, se refirió al surgir de tendencias como la macrofotografía, y luego las instantáneas más "sociales" como las de la italiana Tina Modotti, tomadas en México, o el surrealismo de ciertas obras del estadounidense Man Ray.

Este afán se refleja, por ejemplo, en el "Entrepuente", de Stieglitz, que representa a emigrantes entrando a Nueva York en barco o la "Mujer con bandera", de Modotti, que está considerada como un símbolo de las revoluciones latinoamericanas.

Más tarde, en la década de los años veinte, Man Ray y el húngaro Moholy-Nagy experimentaron con técnicas como el fotograma, obras tomadas colocando objetos sobre papel fotosensible, que dejan huella de luz y sombra.

La exposición de Budapest recoge a importantes instantáneas como el retrato de la actriz Greta Garbo, de Edward Steichen, la "Condesa Masati" y "El violín de Ingres", de Man Ray, "La bailarina satírica", de Kertész, o el "Autorretrato", de Moholy-Nagy, entre muchas otras.

El recorrido concluye con una película experimental del surrealista Marcel Duchamp (Anémia Cinéma), estrenada en 1929 y que ya representa las próximas generaciones de la creación visual.

Los organizadores complementaron la muestra con una colección de diferentes cámaras de la época, entre ellas unas de fuelle, así como las primeras compactas que se fabricaron desde finales de ese período.
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.