Construcción|05 ene 2013, 12:00 AM|POR Patricia Leonor

El cemento más allá de la construcción

En las manos precisas el cemento gris puede convertirse en una obra de arte.
Equilibrio, de Guadalupe Casanova, ganador del primer lugar.
Ver Todas las Fotos (2)

El cemento gris puede surgir una obra de arte, y además convertirse en un símbolo útil para cuestionar y reflexionar acerca de la propia existencia del ser humano. La Fundación Huáscar Rodríguez lo acaba de demostrar en el concurso Transformando el Cemento en Arte.

Por su apariencia dura, fría y algo tosca resulta difícil relacionar el cemento gris con el arte. Acostumbrados a verlo como protagonista en las construcciones de grandes estructuras, resulta chocante situar este material en una dimensión artística y concebirlo como materia prima que provoque la creatividad y la sensibilidad de los escultores.

Pero así fue. 44 escultores respondieron ofreciendo 50 obras que prueban que el cemento gris puede convertirse en arte.

La Fundación Huáscar Rodríguez y Cemento Cibao convocaron a los artistas para que hagan posible el milagro con su participación en el concurso "Transformando el Cemento en Arte", y 44 escultores respondieron ofreciendo 50 obras que prueban que el cemento gris puede convertirse en arte.

El tema del concurso: "Hombre, Espacio y Medio Ambiente", contribuyó a que esta experiencia vaya más allá de lo artístico al propiciar la oportunidad para la reflexión y la toma de conciencia ante preocupaciones universales en el orden humanístico, colectivo y ecológico.

En el concurso, con el cual se conmemora el nacimiento de Huáscar Rodríguez Herrera, fundador de Cemento Cibao, resultó ganador del primer lugar Guadalupe Casanova, con la obra "Equilibrio", mientras que Raúl Morillo ganó el segundo lugar con la escultura "Sueños Truncados", y Ernesto Rodríguez el tercero, con "Edificando el Futuro". Los ganadores recibieron premios en metálico de RD$250,000.00, RD$100.000.00 y RD$50,000.00, respectivamente.

Además de los tres primeros lugares y la preselección de 10 finalistas por parte del jurado, formado por Marianne viuda Tolentino, Myrna Guerrero, Carlos Acero, Miguel Valenzuela, Bismark Victoria y Patrick Laundry, los asistentes a la exposición de las obras tuvieron la oportunidad de otorgar el Premio del Público, que recayó en la "Flor Atalada", de Luis Alberto Checo; mientras que Raúl Morilla, con su obra "Sueños Truncados", fue seleccionado ganador en una votación realizada en Facebook.

En la inauguración de la exposición de las 10 esculturas finalistas en el Museo de la Fortaleza San Luis, en Santiago, y posteriormente en los Jardines del Palacio de Bellas Artes, donde aún permanece, la presidenta de Cemento Cibao y de la Fundación Huáscar Rodríguez, Denisse Rodríguez, expresó que el concurso busca además de recordar la ilustre memoria de su padre, darle la oportunidad a la comunidad artística del país para que exprese en esculturas de cemento al ser humano en su relación, vinculación y conjunción íntima y social con las dimensiones de su existencia.

Explicó que probablemente el cemento sea el material genérico que más ha evolucionado la industria de la construcción. "Su desarrollo tecnológico sigue en evolución, y ha sido especialmente importante en los últimos años la introducción de nuevas propiedades que mejoran las que ya poseía, y que lo adapta perfectamente a las necesidades de la industria de la construcción y a la arquitectura actual", dijo.

Rodríguez entiende que gracias a estas mejoras y avances se desarrollan nuevas técnicas y expresiones donde la forma, el acabado, la textura son ahora muy tenidos en cuenta, no sólo por constructores, arquitectos y proyectistas, sino también por escultores y otros artistas de las plásticas.

HABLA LA CRÍTICO DE ARTE

Para la crítico de arte Mariam viuda Tolentino la obra de Guadalupe Casasnovas, ganadora del primer lugar, fue excelente desde los planteamientos al acabado de la pieza y a su soporte, "a la vez penetrada de sentimiento y morfológicamente fascinante", mientras que considera que Raúl Morilla fue "onírico y humorístico, poeta de la materia, fecundo en creatividad y fantasía", y Ernesto Rodríguez un experto ceramista que logra "domar" el hormigón y despojarse de barroquismo.

Tolentino dice que a pesar de que el cemento es un ingrediente mayor e imprescindible en la construcción dominicana y su auge, constituye un material nuevo y difícil para los escultores: "su utilización en la obra de arte no deja de ser una proeza técnica y una fuente de experimentación".

Explicó que el jurado notó en muchos de los trabajos participantes -y no solamente entre los diez elegidos-, "cuando no, sabiduría o pericia matérica, convicción y precisión". Señala que el control de la mano y el uso de las herramientas "se empeñaron en producir un conjunto visualmente coherente, definido en el enunciado conceptual escrito por cada concursante."

Pero para la crítico de arte, más allá de la potencia volumétrica y formal, "en el cemento particularmente la textura de la superficie se impone para que se 'sientan' cada volumen, cada plano, principal o secundario, cada punto de la obra al fin. Las obras galardonadas, y algunas de las seleccionadas, destacan esa calidad 'física' esencial".

ESCULTURA EN CRISIS

Después de ponderar la amplia respuesta que tuvo la convocatorio al concurso entre los escultores, Tolentino señaló que la escultura dominicana se encuentra en crisis desde hace muchos años, "víctima de la falta de mercado y de una carencia estatal para el arte público, huérfano de oportunidades, de creación y de actualidad en esa categoría plástica".

Entiende que fue favorable el carácter abierto de la convocatoria, "que ha sido también un factor motivante y demuestra cómo nuestros artistas están ansiosos de esa clase de confrontación, cuando está al alcance de una mayoría, a pesar del material -lógicamente requerido- y del reto que constituye su labrado".

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.