Urbanismo|14 ene 2013, 12:00 AM|POR Hábitat

Un museo para la Ciudad Colonial

Incluye el rescate de patrimonios invaluables.
Fachada del Museo de la Catedral.
Ver Todas las Fotos (3)

El Plan Catedral II espera por nuevas asignaciones de fondos para dotar a la ciudad de un atractivo muy singular, que incluye las joyas de la Iglesia Católica dominicana.

Como resultado de la apertura de la avenida El Coral, las expectativas de decenas de miles de turistas de los millones que llegan cada año a Bávaro y Punta Cana, cobran relevancia los proyectos que buscan sumar lugares de interés para los visitantes. El Plan Catedral II es uno de ellos.

En realidad se trata de dos proyectos gemelos para la puesta en valor del polígono catedral: un museo para la Catedral y un centro de bienvenida para los turistas.

 

Situado estratégicamente, frente al Parque Colón, en la antigua Real Cárcel, el museo colindará con el Centro de Interpretación para el Turismo en la Ciudad Colonial.

El proyecto se inicio en 2007, como continuidad al programa de conservación que se desarrolló en la zona con motivo del V Centenario del Descubrimiento y Evangelización de América, año 1992.

Soraya Pérez Gautier, encargada de catalogación en inventario de la Unidad Ejecutora del Arzobispado y el Arquitecto Emil García Isidor, asistente en materia de museografía de la Unidad Ejecutora del Arzobispado, asumen con el arquitecto Eugenio Pérez Montás la tarea de mantener vivo el proyecto, con la ilusión de verlo culminado en todas sus partes.

Un objetivo los impulsa a seguir convertir el Polígono Catedral en un centro de servicio a la educación y a la cultura del país, que permita posicionar a la ciudad como atractivo para desarrollar el turismo cultural y religioso.

UN PATRIMONIO OCULTO

En el Museo en proceso de construcción ya hay muchos elementos visibles, que permiten fascinarse con la obra: una reproducción del diseño original de la sillería del coro bajo de la Catedral; muebles originales del XVII; un altar original del XVII que fue recuperado de un almacén de la sacristía de la Iglesia Santa Bárbara y una escultura gigante de San Pedro.

Hay que destacar en el conjunto la custodia eucarística patrimonio de la Catedral, considerada una de las más importantes del mundo por la complejidad de su diseño. Por su valor, fue exhibida en la Exposición Universal de Sevilla de 1992 y durante los actos que conmemoraron el V Centenario de Santo Domingo.

Las piezas del tesoro de la Catedral, verdaderas obras de arte de diferentes siglos, muchas de las cuales fueron donadas por familias de antigua ciudad a la Iglesia, se mostrarán por primera vez. Hasta ahora, solo se conocen a través de un libro editado por Pérez Montás y exhibiciones parciales temporales.

Se trata de reliquias que datan desde la creación del obispado de Santo Domingo, en 1511, hasta más de la mitad del siglo XX. María Ugarte, Mirna Guerrero y Montserrat Prats tuvieron a su cargo un primer gran inventario del patrimonio que se expondrá.

Soraya Pérez Gautier precisa que en ningún caso se ha improvisado. Por tal razón, se ha contado con expertos extranjeros en arte sacro para hacer la catalogación de las piezas.

El Museo también acercará a creyentes y amantes del arte en general a retratos pintados de los arzobispos de Santo Domingo y parte de la indumentaria que utilizaron durante su ejercicio arzobispal.

UNA ESTRUCTURA REMOZADA Y MODERNIZADA

Los planos del proyecto acabado se pueden apreciar a la entrada de la antigua Real Cárcel. También impresiona ya la recuperación de la instalación en sentido general, porque se ha logrado devolver a la estructura colonial su donaire.

Las columnas, los arcos y el patio andaluz, remiten a un pasado que despierta los sentidos. Es palpable el peso de la historia que guardan esos muros, y la vigencia que le han dado las obras de restauración.

La edificación ha sido modificada, no obstante, para adecuarla a las exigencias de una sociedad que no discrimina. Permite el acceso a los discapacitados, tanto por ascensor como por rampas. De manera que no haya impedimento físico para recorrer el museo.

Acceder a un primer nivel es fundamental, porque será allí donde se ubicará la galería que acogerá los tesoros. Se diseñó con un sistema de seguridad que tomó en cuenta el valor del patrimonio a exhibir. Además de cámaras de vigilancia, una inmensa puerta de acero, convertirá en bóveda inexpugnable el espacio.

El cuándo estará abierto al público el Museo y todas las estructuras que conforman el proyecto es una pregunta sin respuesta a la fecha. Las asignaciones de fondos son la asignatura pendiente, después de cumplidas muchas tareas básicas.

LOS DOCE COMPONENTES DELPROYECTO

1. El plan establece como punto inicial lograr la interrelación del Polígono Catedral con el centro histórico y la integración al circuito principal de turismo Alcázar-Casas Reales-Fortaleza-Playa Mayor, con la calle Las Damas como eje. El circuito incluirá el polígono Atarazana, el Puerto de Santo Domingo, el Polígono San Francisco y el polígono Convento de los Domínicos, situados en el extremo del eje calle Hostos.

El componente abarca la organización de los servicios públicos y la seguridad; los circuitos turísticos para la interpretación de la zona monumental; el parque de estacionamiento vehicular y peatonización y el tratamiento visual y medioambiental.

2. Conjunto catedralicio: climatización, restauración de casas de la Plazoleta de los Curas, iluminación ornamental, conservación estructural y control ambiental.

3. Conjunto de la Arquidiócesis en la calle de los Nichos y Casa del Cardenal-arzobispo, Casa del Sacramento, Casa de Diego Caballero y otros inmuebles.

4. Librería y archivos del Arzobispado. Se estructurará la fachada con el Palacio Municipal antiguo.

5. Archivo Histórico de la Catedral. Se pondrán en valor sus fondos como fuentes de investigación.

6. Restauración del edificio de la Real Cárcel. El remozamiento está prácticamente concluido. La edificación acogió en el pasado la Cámara de Diputados, la Policía Nacional y también un Teatro.

7. Museo de la Catedral. Ubicado en la Real Cárcel, acogerá varias colecciones del tesoro artístico de la Arquidiócesis.

8. Centro de Servicio de Interpretación para el Turismo Cultural y Religioso. Ubicado en el Palacio Herrera-Borgellá, será gestionado por el Ministerio de Turismo, al servicio de todos los visitantes de la ciudad.

9. Programa de conservación y restauración del tesoro de orfebrería.

10. Programa de control ambiental y seguridad integral. A la espera de fondos para continuar su ejecución.

11. Proyecto Catedral CEDETI-IBEROEKA. Contempla una intervención en toda la estructura de la basílica, en un período de dos años, con los estudios y técnicos que permitan una restauración a fondo.

12. Control, mantenimiento y eficiencia de la energía eléctrica en el Polígono Catedral.

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.