Urbanismo|25 ene 2013, 12:10 AM|POR Patricia Leonor

Un Paseo Marítimo en el Malecón

Los trabajos que se realizan evitarán que colapse la Autopista 30 de Mayo.
Boceto digital de lo que será el Paseo Marítimo 30 de Mayo.
El Paseo Marítimo que se construye en el tramo comprendido entre las avenidas Abraham Lincoln y Luperón, contempla corregir los derrumbes en el litoral costero y la habilitación de espacios para la recreación, así como la arborización, iluminación y saneamiento de la zona.

Los trabajos de construcción del Paseo Marítimo 30 de Mayo avanzan ininterrumpidamente, y no sólo con el propósito de que este año unos 8 kilómetros de la Autopista 30 de Mayo se conviertan en un espacio para la recreación citadina, sino también con el interés de reforzar seis puntos de la vía que en cualquier momento podrían colapsar debido a la erosión progresiva que provocan las corrientes marinas en ese litoral.

El Paseo Marítimo, que se extenderá desde la avenida Abraham Lincoln hasta la Luperón, se construye con una inversión conjunta del Ayuntamiento del Distrito Nacional (ADN) y el Ministerio de Obras Públicas (MOP) de alrededor de 300 millones de pesos.

El director de Infraestructura Urbana del ADN, ingeniero José Abel Novoa, explicó que el proyecto, más allá de lo urbanístico, vendrá a resolver un problema estructural que afecta un importante tramo de la Autopista 30 de Mayo, como consecuencia del impacto de las corrientes marinas, agravado por los fenómenos atmosféricos que han afectado al país en los últimos años.

"Tenemos seis puntos críticos, prácticamente a nivel de colapso, debido a que las olas han ido socavando la base y la sub base de la autopista, y es más, en estos momentos hay puntos en el lado sur de la vía que ya no presentan las aceras ni el contén, y las personas tienen que tirarse a la calle para poder caminar", sostuvo Novoa.

Indicó que hacen estudios cada año para dar seguimiento al progresivo deterioro del litoral, y que para ello hacen descensos en punto específicos de los arrecifes, con la colaboración de la Marina Guerra, y acompañados de técnicos calificados, incluyendo especialistas de la Universidad Autónoma de Santo Domingo.

Para el director de Infraestructura Urbana del ADN, lo más importante del proyecto es la parte estructural. El remozamiento de la cinta costera es sólo una consecuencia de los trabajos de reparación de la vía, "porque sería infuncional que nosotros resolvamos la parte patológica de la autopista y no aprovechamos las aceras, y le devolvamos el uso importante que tenía para la ciudanía en un momento determinado".

LA SOLUCIÓN

El ingeniero Novoa aseguró que eligieron los muros de contención llamados gaviones para resolver el problema de los arrecifes, por ser un método eficiente y de bajo costo, que consisten en mayas elaboradas con alambres de un calibre específico y con requerimientos determinados para estar cerca de mar, con las cuales se forman especies de bolsillos o fundas que se llenan de piedras con granulometrías específicas para que puedan acomodarse.

Explicó que esas mayas se colocarán en los seis puntos críticos de la vía, que tienen una extensión entre los 300 y 400 metros, y van a retener la base y sub base de la autopista, y al mismo tiempo impedirán que las olas y el salitre sigan dañando la estructura rocosa.

"Sobre esas piedras se van a construir las aceras y todos los elementos urbanos que lleva el paseo. Es como un muro de contención que protege el muro natural para que no se siga socavando. Es la envoltura de un problema que hay que resolver", añadió.

El funcionario municipal dijo que desde hace cuatro años vienen poniendo atención al problema, pero que por un asunto de presupuesto no habían encontrado la oportunidad de enfrentarlo, lo que los llevó a solicitar la colaboración de Obras Públicas, "la cual ha sido muy receptiva".

Informó que los ocho kilómetros intervenidos se dividieron en siete tramos, de los cuales Obras Públicas tomó los cuatro primeros, que van desde la avenida Abraham Lincoln hacia el Oeste, y el Ayuntamiento tiene los últimos tres. desde la avenida Luperón hacia el Este.

La parte que actualmente trabaja Obras Públicas, según señaló Novoa, estará lista el próximo mes de febrero, y la que le toca al Cabildo iniciará en estos primeros meses del año. Prevé que para mediados de año el Paseo Marítimo estará listo para ser inaugurado.

UN ESPACIO RENOVADO

El nuevo Paseo Marítimo tendrá ocho kilómetros de largo con aceras de cinco metros de ancho, todo arborizado e iluminado, con dos tipos de focos, uno vial y el otro peatonal.

"Hemos puesto focos de iluminación cada 24 metros, lo que está por encima de los estudios fotométricos, para dar mayor seguridad a la zona en hora de la noche", aseguró el ingeniero Novoa, y agregó que el proyecto contempla espacios para 8 o 9 áreas de parqueos y bancos diseminados por todo el paseo.

Como la autopista esta dedica a los Héroes del 30 de Mayo, Novoa señaló que a lo largo del paseo se colocarán los bustos de cada uno de los héroes con una tarja con una breve biografía.

Dijo que la cinta costera será ideal para las personas que deseen caminar, trotar o correr, por lo que se integra a la política de salud que ha venido desarrollando el Cabildo en todo el Distrito Nacional, la cual incluye una serie de gimnasios públicos, algunos ya en funcionamiento y otros en construcción.

"Ahora, en vez de tener tres kilómetros de Malecón vamos a tener 13", aseguró Novoa, y añadió que este proyecto no es sólo para los ciudadanos del Distrito Nacional sino para todos los habitantes del Gran Santo Domingo, "porque el Malecón es utilizado por todos, y todavía constituye uno de los lugares más seguros de la capital".

Por otro lado, consideró que el proyecto beneficiará a los propietarios de las zonas urbanizadas que se encuentran a lo largo de estos ocho kilómetros, quienes habían visto cómo en los últimos años sus inmuebles perdían plusvalía debido al deterioro sistemático del frente marino. "Se va a producir un efecto importante en toda esa zona, porque a la gente le gusta vivir con dignidad, comodidad y, sobre todo. con seguridad".

SANEAMIENTO DEL LITORAL

El director de Infraestructura Urbana del ADN también señaló como un punto a favor del nuevo Paseo Marítimo los trabajos de saneamiento de los ríos Ozama e Isabela, que permitirán que las costas a todos lo largo del Malecón luzcan más limpias.

"Estamos trabajando en el saneamiento del Ozama y el Isabela en dos fases, una es la recolección de los desperdicios sólidos antes de que lleguen a esos ríos y sean arrastrados al Malecón, y la colocación de un retén en el puente flotante que detendrá los desperdicios que puedan llegar hasta allí", sostuvo.

Explicó que la Dirección de Aseo del Ayuntamiento del Distrito ha creado compañías comunitarias para la recolección de los desechos sólidos en los sectores que se levantan a lo largo de las márgenes de los río Ozama e Isabela, las cuales colectan los desperdicios y el cabildo se los compra por toneladas. "Ahora, tanto la Zurza, los Guandules, la Ciénaga y todos esos barrios que colindan con los ríos están recolectando la basura, y ha disminuido bastante el vertido".

Por otro lado, el ingeniero Novoa dijo que están colocando una especie de maya o cedazo a lo ancho de todo el puente flotante, que contará con un contenedor que va a recoger la basura y automáticamente cuando esté lleno va a verter los desperdicios a un camión, que estará en un andén preparado para tales fines.

Adelantó que contemplan una tercera etapa que involucra a los ayuntamientos de Santo Domingo Norte y Santo Domingo Este, los cuales también tienen zonas urbanizadas a orillas de estos ríos. "Estamos trabajando en la integración de esos dos ayuntamiento para poder lograr el cien por ciento de la eficiencia, porque no hacemos nada con una parte limpia cuando la otra está contaminada. En eso se está trabajando con pasos firmes para lograr una descontaminación total y eficiente".
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.