Habitat|11 feb 2013, 12:53 AM|POR EFE

La Biblioteca Hertziana, la nueva joya moderna de Roma firmada por un español

ROMA.- El nuevo extraordinario proyecto arquitectónico que ofrece Roma tiene la firma del arquitecto español Juan Navarro Baldeweg, autor de la restauración de la Biblioteca Hertziana en el histórico Palacio Zuccari, un nuevo espacio donde la modernidad convive con el pasado.

La Biblioteca Herziana, fundada por la mecenas alemana Henriette Hertz (1846-1913) y que abre hoy sus puertas tras 17 años de espera, cobija una de las más importantes colecciones de la historia del arte italiana, con cerca 300,000 volúmenes y 820,000 fotografías.

Ahora puede de nuevo ser consultada, pero sobre todo ofrece el aliciente de su nueva estructura: una verdadera joya de la arquitectura y de la ingeniería.

Tras adjudicarse el proyecto en 1996, que ha costado 20 millones de euros (27,04 millones de dólares) y ha sido financiado por las instituciones alemanas, Navarro Baldeweg ha dedicado 15 años de su vida para ver culminada esta obra, debido a la complejidad del espacio y la aparición de restos arqueológicos romanos en el subsuelo, que obligaron a tomar nuevas decisiones.

Y es que la nueva biblioteca Herziana se erige en el patio interno del Palacio Zuccari, construido a su vez sobre donde se situaban las terrazas de los jardines de Villa Lucullo (60 a.C), el general romano conocido por sus fiestas fastuosas.

Por ello, Navarro Baldeweg ha construido su biblioteca sobre una enorme plataforma para permitir así a los arqueólogos y los estudiosos seguir trabajando con el fin de sacar a luz los mosaicos y los frescos de Villa Lucullo, muchos de ellos ya visibles gracias a la apertura de paredes de cristal.

El artista Federico Zuccari se hizo construir su palacio en el siglo XVI en estilo manierista y regalando a sus visitantes el escalofrío de atravesar el que es uno de los famosos "mascherone" de Roma: el monstruo cuyas fauces abiertas sirve de portón principal del edificio para después permitir la entrada a un frondoso patio.

Con el proyecto de Navarro Baldeweg, ahora se volverá tras varios siglos a apreciar la misma sensación al atravesar el "mascherone" para verse sorprendido por lo que el arquitecto de Santander (Cantabria) ha definido a Efe como un "jardín de libros".

"La Biblioteca se presenta como un jardín de libros, como un espacio único, cuyo techo como el de cualquier jardín es el cielo y donde la luz del sol, reflejada y aprovechada por el gran pozo de cristal que surge desde el patio, ilumina las salas de la biblioteca", explica Navarro Baldeweg.

Este proyecto español ha recibido el Premio Gubbio, que se otorga a quien se ocupa de proteger el patrimonio artístico italiano gracias a la capacidad de favorecer el diálogo entre el pasado y el futuro.

Y es que Navarro Baldeweg afirma que su proyecto se basó en un "respeto moderno del edificio" y cómo sus fuentes de inspiración fueron tanto las terrazas que formaban la villa romana como la cercana escalinata de Trinidad dei Monti en la conocida como Plaza de España.

El paradisiaco jardín de Zuccari se ha metamorfoseado en un pozo de luz de perímetro acristalado con un fondo mural ligeramente inclinado y, en torno a ese elemento central, se asoman las terrazas escalonadas que contienen las librerías y sus volúmenes como plantas colgantes.

Además la nueva biblioteca se enriquece con una terraza superior como lugar de descanso y desde donde se disfruta de una de las mejores panorámicas de la ciudad.

La nueva Biblioteca Hertziana, hasta ahora un lugar exclusivo y abierto sólo para estudiosos, se convierte ahora en una visita obligada en una Roma cada vez más contemporánea.
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.