Arquitectura|22 abr 2013, 12:00 AM|POR Hábitat
Bienal de Venecia 2014

Una mirada a los orígenes de la arquitectura

Álvaro Siza creó esta estructura en los jardines del Arsenale en Venecia, para la XII Bienal de de Arquitectura, como un tributo al compacto tejido urbano de esta ciudad.
Ver Todas las Fotos (2)

El esperado evento, que tendrá lugar del 7 de junio al 23 de noviembre del 2014, promete ser un viaje a los orígenes de la globalización, y centrarse en la historia de la arquitectura y los elementos básicos e inevitables que la componen.

A principios de este año la Junta Directiva de la Bienal de Venecia, presidida por Paolo Baratta, anunció que el holandés Rem Koolhaas sería el director de la Bienal de Arquitectura de Venecia 2014. En ese momento el arquitecto declaró que tenían la intención de aportar una nueva mirada a los elementos básicos de la arquitectura "con el fin de ver si somos capaces de descubrir algo nuevo".

Coherente con esas primeras declaraciones, Koolhaas reveló semanas más tarde que el título para la XIV edición de la Bienal será "Fundamentos", y que tratará sobre la arquitectura, no sobre los arquitectos.

Dijo que se centrarán en la historia, en los elementos básicos e inevitables de toda arquitectura, utilizados por cada arquitecto en todo momento y en todo lugar (la puerta, el suelo, el techo...), así como en la evolución de la arquitectura italiana de los últimos 100 años. "Esta retrospectiva dará lugar a una nueva comprensión de la riqueza y del repertorio de los fundamentos de la arquitectura, que actualmente parecen estar agotados.

El arquitecto, ganador del premio Pritzker en el 2000, habló sobre su interés de involucrar a todos los países representados en la Bienal en un solo tema, "Absorción en la Modernidad: 1914-2014", y conseguir que los pabellones, cada uno a su manera, eliminen las características nacionales en favor de la adopción casi universal de una sola lengua moderna, y así poder crear un repertorio único.

A juicio de koolhaas, en el 1914 tenía sentido hablar de arquitectura china, india o suiza, pero cien años más tarde, bajo la presión de las guerras, los diferentes regímenes políticos, las condiciones de desarrollo, muchos movimientos arquitectónicos nacionales e internacionales, los talentos individuales, las amistades personales, trayectorias aleatorias y desarrollos tecnológicos, las arquitecturas que antes eran específicas y locales se han hecho intercambiables y globales.

Al contar en forma acumulativa la historia de los últimos 100 años, considera koolhaas, las exposiciones que tendrán lugar en los pabellones nacionales "darán lugar a una visión general de la evolución hacia una arquitectura única y un estilo moderno y, al mismo tiempo, pondrán de manifiesto dentro de la globalización, la supervivencia de las características y la mentalidad nacional única, que siguen existiendo y floreciendo dentro de cada cultura, con la intensificación de la cooperación y el intercambio internacional ... "

SOBRE REM KOOLHAAS

Cuando el presidente de la Bienal de Venecia, Paolo Baratta, presentó a Koolhaas como director de la Bienal de Arquitectura del próximo año, lo definió como una de las personalidades más significativas entre los arquitectos de nuestro tiempo, un profesional que ha basado todo su trabajo en la investigación intensa.

Este arquitecto, urbanista y prolífico escritor de ensayos, viene del mundo del periodismo y del cine. Fundó el estudio de arquitectura OMA (Office for Metropolitan Architecture) en 1975 junto a Madelon Vriesendorp y Elia y Zoe Zenghelis. Estudió en la Architectural Association de Londres, así como en la Universidad de Cornell y el Institute for Architecture and Urban Studies en Estados Unidos.

Ha desarrollado su actividad además en disciplinas tales como política, medios de comunicación, moda y sociología, entre otras, a través de su grupo de investigación. Recientemente su estudio arquitectónico se encargó del diseño del edificio de la sede de la Televisión Central China, en Pekín, y la nueva sede del Rotschild Bank en Londres, entre otros.

SE CELEBRA DESDE 1980

La Bienal de Arquitectura de Venecia es una sección de la Bienal de Venecia creada en 1980 para exhibir y desarrollar propuestas, así como ofrecer una herramienta para la práctica innovadora en el contexto urbano nacional e internacional. Las exposiciones de los diferentes pabellones son una muestra del discurrir universal de la arquitectura, donde se exhiben instalaciones o performances tanto de arquitectos experimentados como de jóvenes profesionales.

La edición pasada, dirigida por el arquitecto inglés David Chipperfield, registró un aumento del 4,7% del número de visitas, y un total de 178.000 entradas vendidas. Fueron invitados 69 arquitectos, que a su vez propusieron proyectos que reunieron 119 profesionales de campos múltiples.

Al inicio de la Bienal, cuyo lema fue Common Ground (terreno común), Chipperfield, aseguró que "era el momento de pasar del star system a la arquitectura de lo cotidiano, aquella que consigue cambiar y mejorar la vida de las personas. No queremos afán de protagonismo, aunque los grandes nombres son importantes para empujar y visibilizar el trabajo de la profesión".

ANTE UNA POLÉMICA

El nombramiento de Rem Koolhaas como director de la Bienal de Arquitectura de Venecia 2014 se produjo en mitad de la polémica provocada por uno de los nuevos proyectos del arquitecto, quien busca transformar un edificio renacentista veneciano en un moderno centro comercial. La iniciativa ha despertado una gran discusión entre los venecianos, arquitectos e intelectuales.

Koolhaas es el arquitecto responsable de la intervención del inmueble de la Alhóndiga de los Alemanes (Fontego dei Tedeschi), un histórico edificio erigido en 1228 (reconstruido en el siglo XVI) y que fue residencia y almacén de comerciantes germánicos en tiempos de La Serenísima República de Venecia. El edificio, propiedad de los dueños de la popular marca de ropa Benetton, se asoma al Gran Canal y se encuentra cerca del Puente de Rialto.

En el siglo pasado era propiedad de correos italianos, que alteraron su interior. La familia Benetton lo compró por 53 millones de euros y piensa abrir un centro comercial en 2015. Se calcula que lo visitarán seis millones de personas al año.

Debido a la polémica generada, Koolhaas tuvo que rediseñar el proyecto inicial del edificio, que posee tres niveles que dan a un patio central. En el proyecto, el anterior arquitecto había diseñado una escalera móvil que desaparece y en su lugar deberá crear una menos vistosa. La moderna terraza con piso de cristal será sustituida por una de madera, que sintonice mejor con las otras que abundan en la ciudad.

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Grupo Diario Libre © Todos los derechos reservados.