Habitat|08 ago 2013, 09:44 AM|1|POR Erick Dorrejo

Plan [im]perfecto

Foto. Maglio Pérez

Los últimos días han sido testigos de la carrera alcista en la cual se encuentran los precios de los combustibles en el país; el incremento de RD$10.90 por cada galón de gasolina premiun en el último mes coloca una vez más el tema de la movilidad urbana en el centro del debate público, ante el impacto que este incremento produce en la canasta familiar.

A pesar de la sensación de amargura que invade el ambiente local al momento en que se disponen nuevos precios para los combustibles, debemos acotar que esta estrategia es parte de un plan "perfecto" orquestado a nivel internacional para el beneficio de grupos económicos interesados en que se fomente una política de movilidad orientada al transporte individual con la finalidad de lucrarse a costa del consumo derivado de estas acciones.

En nuestro país esta política es replicada a nivel urbano, conduciendo la población a adoptar un estilo de vida motorizado similar al de las principales potencias a nivel mundial; en contradicción con la situación que prevalece en un país caracterizado por altos niveles de pobreza (42.2% Cepal 2011), grandes brechas sociales y con la existencia de una gran mayoría que no tiene la posibilidad de acceder a movilizarse en medios privados.

Este plan se evidencia en la ausencia de un sistema de transporte público colectivo eficiente, la construcción de infraestructuras viarias en el interior de las ciudades, las frecuentes oportunidades para financiar unidades vehiculares privadas, el fomento de una cultura que facilita los transportes individuales, la consolidación de la ciudad como escenario inhóspito para los recorridos peatonales y la imposibilidad de concretizar políticas integrales de movilidad urbana en beneficio de las grandes mayorías.

Ante este escenario diversos sectores han identificado durante las últimas décadas, nichos importantes para el enriquecimiento indirecto vinculado con una política orientada al uso de los medios privados de transporte por encima de lo colectivo. Los gobiernos de turno de los últimos años han diseñado un sistema de cobros impositivos como parte del precio de los combustibles y vinculado al incremento internacional del costo de los derivados del petróleo, generando cuantiosos recursos para las arcas gubernamentales. Por el otro lado una serie de grupos de la vida nacional se benefician de esta política "perfecta" al garantizar para sus aliados concesiones, exenciones o cuotas de poder; todo esto en beneficio de los bolsillos de minorías y en detrimento de la canasta familiar de las mayorías.

Un panorama internacional incierto, una población con altas cargas impositivas y un colectivo con la necesidad de mejorar sus condiciones de vida sumidas en la precariedad, son condiciones ideales para que el gobierno actual haga lo que nunca se ha hecho en materia de movilidad urbana; transformando el plan [im]perfecto que privilegia el uso de la movilidad privada por un plan perfecto que garantice a toda la población el disfrute de un sistema de transporte colectivo eficiente, menos entaponamientos, disminución en los niveles de contaminación, menos unidades vehiculares en las vías, calles más seguras, el combate a la desigualdad, espacios peatonalmente transitables y en consecuencia, un aumento en el ingreso familiar como resultado directo de la reducción en el consumo diario de combustibles.

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.