Internacionales|01 ene 2013, 09:28 AM|POR AP / IAN JAMES

La salud de Chávez abre interrogantes sobre el futuro político en Venezuela

CARACAS.- El delicado estado de salud del presidente Hugo Chávez, por quien sus colaboradores pidieron a los venezolanos que recen el lunes, ha abierto grandes interrogantes sobre el futuro político inmediato de Venezuela.

El vicepresidente Nicolás Maduro lucía agotado el domingo cuando informó por cadena de televisión desde La Habana que Chávez sufre nuevas complicaciones después de la operación a la que fue sometido tras la reaparición de cáncer y admitió que "a 19 días de la compleja cirugía, el estado de salud del presidente Chávez continúa siendo delicado, presentando complicaciones que están siendo atendidas, en un proceso no exento de riesgos".

El analista político venezolano Ricardo Sucre Heredia indicó a The Associated Press que el mensaje de Maduro, la gestualidad de su cuerpo y sus expresiones "apunta a que la situación de salud de Chávez no ha evolucionado de acuerdo a lo esperado. O se estancó o se agravó. Me temo lo último".

El analista sostuvo que "es poco probable que Chávez venga para el 10 de enero (cuando debe asumir el poder tras ser reelecto en los comicios generales de octubre)... Estas horas deben ser claves para tener un pronóstico más definitivo sobre la salud de Chávez y, en consecuencia, tomar las decisiones políticas que corresponden de acuerdo con la constitución: ausencia temporal o ausencia absoluta. Por lo dicho por Maduro, me temo que el escenario se mueve hacia la ausencia absoluta".

Jorge Arreaza, yerno de Chávez y actual ministro de Ciencia y Tecnología, escribió en su cuenta de la red social de twitter, que el gobernante pasó el lunes, un día "tranquilo y estable".

"Compatriotas,NO crean en rumores mal intencionados. El Presidente Chávez ha pasado el día tranquilo y estable, acompañado por sus hijas", escribió Arreaza.

Días atrás el presidente de la Asamblea Nacional, el diputado oficialista Diosdado Cabello, dejó entrever que se podría prorrogar la fecha de toma de posesión de Chávez para su cuarto período, que según la constitución está prevista para el 10 de enero.

Pero algunos juristas y opositores sostienen que la fecha no puede ser prorrogada y que la constitución establece que en caso de que el mandatario electo no pueda juramentarse el presidente de la Asamblea Nacional debe asumir el gobierno y llamar a elecciones en 30 días.

Hasta ahora, los venezolanos han recibido reportes oficiales escuetos sobre la salud del mandatario, de 58 años, quien fue intervenido quirúrgicamente el 11 de diciembre y cuyo tipo exacto de cáncer o la zona que afecta no han sido revelados.

Chávez, quien ganó los comicios generales del 7 de octubre por un amplio margen, anunció el 8 de diciembre que le habían reaparecido células cancerígenas y que regresaba a Cuba para ser sometido a una cuarta operación, que esta vez era urgente. Por primera vez en 14 años de gobierno, delegó ese día el poder político en el vicepresidente Maduro, lo que despertó suspicacias sobre su estado de salud.

"El, ya es historia", dijo refiriéndose a Chávez el vendedor de 38 años César Amaro, que trabaja en un pequeño comercio en Caracas que vende periódicos, regalos navideños y hasta zapatos de bebé.

"Estamos ya en incertidumbre porque no sabemos qué van a hacer ellos, entre Maduro y Cabello", agregó. "Lo más seguro que tenemos... es que vengan otras elecciones".

Los adversarios del mandatario han criticado la falta de información completa sobre el estado de Chávez y han exigido un informe médico.

El ministro de Comunicación e Información de Venezuela, Ernesto Villegas, defendió el manejo gubernamental de la situación y dijo que Chávez "ha dicho en sus peores momentos la verdad".

Un concierto organizado por el gobierno con motivo del año nuevo, donde se presentarías varios artistas nacionales y extranjeros, entre ellos el salsero nicaragüense Luis Enrique, fue cancelado debido a la condición del gobernante.

Colaboradores del mandatario, en tanto, cantaron y oraron en una misa televisada que se celebró el lunes en el palacio presidencial, mientras los aliados de Chávez instaron a los venezolanos a mantener al presidente en sus oraciones.

Josefa Carvajal, una empleada doméstica jubilada de 75 años, afirmó que "este país sería terrible sin Chávez. El es el presidente de los pobres".

"Dicen que el presidente está muy enfermo. Creo que se va a curar", indicó a su arribo a una misa en una céntrica iglesia católica de Caracas, que congregó unas 300 personas.

Horas después en la Plaza de Bolívar, en el centro de Caracas, los partidarios de Chávez cantaron y leyeron poemas dedicados en honor del gobernante en la víspera de Año Nuevo. Entre los canticos se incluyó la entonación del himno nacional con la voz grabada de Chávez. Muchos portaban fotografías del gobernante que apretaban contra sus pechos.

El líder venezolano no ha sido visto ni oído desde que se sometió a su cuarta cirugía.

Antes de su operación, Chávez reconoció que enfrentaba riesgos en la operación y designó a Maduro como su posible sucesor, exhortando a sus partidarios a que votasen por el vicepresidente en el caso de que una nueva elección presidencial fuese necesaria.

Chávez dijo en ese entonces que su cáncer había regresado a pesar de cirugías previas, la quimioterapia y la radioterapia. El gobernante ha estado luchando contra un tipo de cáncer pélvico no revelado desde junio de 2011.

Maduro, quien llegó a La Habana el sábado, dijo antes de su repentino e inesperado viaje a Cuba que el ministro de Energía eléctrica, Héctor Navarro, estaría a cargo de los asuntos de gobierno en el ínterin.

"La situación no se ve bien. El hecho de que Maduro se fue a Cuba, dejando a Héctor Navarro a cargo sólo parece comprensible si la salud de Chávez es precaria", dijo David Smilde, profesor de sociología de la Universidad de Georgia.

Smilde indicó que Maduro probablemente hizo el viaje "para poder hablar con el propio Chávez y tal vez hablar con los Castro y otros asesores cubanos acerca de cómo navegar por la posibilidad de que Chávez no pudiendo ser juramentado el 10 de enero".

"Mencionar dos veces en su discurso televisado a nivel nacional que Chávez ha sufrido nuevas complicaciones sólo refuerza la impresión de que la situación es grave", agregó.

Expertos médicos dicen que es común que los pacientes que se han sometido a una cirugía mayor sufran infecciones respiratorias y que su recuperación puede variar mucho desde una recuperación rápida en un par de días hasta una lucha por la vida con la ayuda de un respirador.

El último informe de Maduro difería notablemente respecto a uno anterior, la semana pasada, cuando dijo que recibió una llamada telefónica del presidente y que Chávez estaba de pie y caminando.

Chávez ha estado en el cargo desde 1999 y fue reelegido en octubre, tres meses después de haber anunciado que sus últimas pruebas mostraron que estaba libre de cáncer.

Copyright 2013 The Associated Pres
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.