Internacionales|09 feb 2013, 1:28 PM|POR EFE

La carne de caballo rumana vendida por Findus se negoció en Chipre y Holanda

Poujol había adquirido la carne congelada a través de un negociante chipriota
PARÍS.- La carne de caballo rumana detectada en platos precocinados de la marca Findus que oficialmente estaban preparados con vacuno había sido negociada por comerciantes en Chipre y Holanda antes de ser adquirida por una empresa del sur de Francia y elaborada por otra en Luxemburgo.

Este es el complejo circuito dilucidado por los servicios antifraude franceses, según el ministro francés de Consumo, Benoît Hamon, que en un comunicado destacó que eso ilustra que en dicha operación había primado "una lógica financiera" que generó "más de 300.000 euros".

Los primeros resultados de la investigación que se lleva a cabo en Francia han permitido establecer que fue el grupo francés Poujol, asociado a la marca Spanghero, ubicada en Castelnaudary (suroeste de Francia), el que suministró la carne detectada a la planta de Tavola que tiene en Luxemburgo la sociedad francesa Comigel.

Poujol había adquirido la carne congelada a través de un negociante chipriota, que a su vez había subcontratado el encargo a otro marchante ubicado en Holanda que había recurrido a un matadero en Rumanía de donde era el caballo vendido como vacuno.

El departamento francés de Consumo indicó que las pesquisas continúan, que se ha activado la red de alerta europea dirigida por la dirección general de Salud de los Consumidores de la Comisión Europea, y aseguró que "se aplicarán sanciones en consecuencia".

A ese respecto, recordó que los infractores se exponen a una sanción que puede llegar a la mitad del beneficio conseguido, en caso de que se trate de prácticas engañosas.

Pero si hubiera delito, entonces se podría llegar a una pena de dos años de cárcel y a una multa de 37.500 euros.

Findus, que ha retirado en Francia de la venta tres de sus platos preparados por la presencia de carne de caballo en lugar de la de vacuno anunciada en sus ingredientes, indicó que a partir del lunes va a presentar una denuncia "contra X", es decir, sin identificar a un presunto responsable, porque se considera "víctima" al igual que sus clientes.

En la misma línea, Spanghero ha señalado que si se confirma el fraude se querellará contra la empresa rumana aprovisionadora, ya que su encargo era de carne de vacuno, no de caballo.
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.