Internacionales|13 feb 2013, 12:00 AM|POR Diario Libre

Asiento de El Vaticano con muchos aspirantes

¿Regresará el papado a un italiano después de tres décadas en manos de un polaco y un alemán?
Balcón de la Basílica de San Pedro, donde los Papas elegidos hacen su primera aparición en público.

Ciudad del Vaticano. La renuncia de Benedicto XVI ha abierto una nueva etapa en la Iglesia católica y da comienzo a un complejo proceso de elección de su sucesor, en el que varios nombres de cardenales se perfilan con más posibilidades de ser elegidos, entre ellos algunos latinoamericanos.

Uno de los nombres más citados es el de Marc Ouellet, presidente de la Comisión Pontificia para América Latina, de 69 años, junto con dos italianos, Angelo Scola y Gianfranco Ravasi; los brasileños Joao Braz de Aviz y Odilio Pedro Scherer; y el argentino Leonardo Sandri, entre otros.

Las palabras de Benedicto XVI en su carta de renuncia, en la que afirma que abandona por su "avanzada edad" y porque "ya no tiene fuerzas" para ejercer su ministerio petrino, han desatado las conjeturas sobre si el próximo Pontífice debe ser joven o anciano.

Por "joven" hay que tener en cuenta una persona que, como poco, tiene 52 años, como es el caso del cardenal Baselios Cleemis Thottunkal, arzobispo de Trivandrum de la iglesia Siro Malankarese en la India, nombrado en noviembre del pasado año. Se considera "anciano" a partir de los 70 años en adelante.

Los que se decantan por un papa joven, justifican su preferencia en que el sucesor de Ratzinger debe tener las fuerzas necesarias para afrontar el desafío de un mundo cada vez más secularizado y reformar una Iglesia demasiado conservadora. EFE

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.