Internacionales|14 feb 2013, 10:42 AM|POR Mariiela Mejía

En Roma solo se habla del Papa pendiente de elegir

Los medios de comunicación están pendiente a los detalles de la elección del Papa
Todo el mundo está pendiente de la elección del Papa. Foto: Mariela Mejia.
ROMA, ITALIA. Entre turismo, trabajo cotidiano, reuniones de organismos internacionales y demás rutinas, se desenvuelve la vida esta semana en esta ciudad. Sin embargo, los periódicos,  la televisión y la radio hablan diariamente de algo pendiente: el nuevo Papa.

Programas especiales y las primeras planas de los diarios detallan cómo será el proceso para elegir al nuevo líder católico, programado para marzo, así como las conjeturas formadas por las razones de la renuncia del actual pontífice hecha pública el lunes pasado.

Pero, ¿y qué de la gente? Solo basta con preguntar a los italianos qué piensan de la decisión de Benedicto XVI para conocer diferentes posiciones.

Los recepcionistas del Hotel American Palace se disputaban la mejor respuesta. "Creo que él tiene problemas en el corazón", dice uno a manera de defender por qué el líder al que sigue tomó -según entiende- la mejor decisión. "Yo creo que hay algo más profundo detrás de la renuncia -le contraría su compañero de trabajo-, pero no sé qué será. No creo eso de que es un asunto físico. Yo creo en Dios, pero no soy de la Iglesia Católica".

El tema papal inclusive se hizo presente al momento de conocer el mensaje que envió el Papa a la 36 Sesión del Consejo de Gobierno del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (IFAD, por sus siglas en inglés), celebrado en Roma. Cada año la Iglesia Católica envía una salutación a esta reunión internacional, pero el mensaje que el miércoles leyó el arzobispo Dominique Mamberti, secretario del Vaticano para las Relaciones con los Estados, tuvo la especialidad de que fue el último que Benedicto XVI envió como Papa a estas plenarias.

En Roma, una ciudad que alberga la sede del Vaticano, centro mundial de la Iglesia Católica, también se puede percibir el sentir de quienes vienen a esta localidad italiana a conocer su historia. Muchos turistas ya estaban aquí cuando se conoció el lunes la noticia de la renuncia y han aprovechado para hacer turismo religioso. Para muchos que se identifican como no creyentes, es un momento más de la historia.

La Plaza de San Pedro, por ejemplo, se ha convertido en el foco de atención mundial donde periodistas locales y extranjeros procuran seguir el curso de la situación papal.

"¿Quién habla francés?", preguntaba afanada una periodista de la televisión francesa. Entre la multitud que salía presurosa de la Basílica de San Pedro donde el Papa ofició su última misa pública del Miércoles de Ceniza, la periodista buscaba capturar la impresión de algún asistente de su país.

Pero no son solos los periodistas quienes buscan respuestas. No creyentes, musulmanes, protestantes y de otras religiones e ideologías vienen a la sede del Vaticano a ser testigos presenciales del momento histórico en que vive la Iglesia Católica que no había visto la renuncia de un Papa después que lo hiciera Gregorio XII en el siglo XV.
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.