Internacionales|05 jul 2013, 2:50 PM|15|POR EFE
GUARDADO EN:Juan Pablo II, milagro, Costa Rica, canonización, aneurisma

Floribeth Mora, la mujer costarricense que recibió milagro de Juan Pablo II

Floribeth Mora, junto a su familia, mientras entre lágrimas contaba su historia. EFE

SAN JOSÉ.- Floribeth Mora, de 50 años y madre de cuatro hijos, fue presentada hoy por la Iglesia católica de Costa Rica como la mujer que fue sanada de un aneurisma cerebral por un milagro que se atribuye al beato Juan Pablo II que dará paso a su canonización.

Mora, una ama de casa de baja estatura y contextura gruesa, compareció visiblemente emocionada ante los medios acompañada de la mano del arzobispo de San José, Hugo Barrantes, horas después de que el Vaticano anunciara que Karol Wojtyla (1920-2005) será elevado a la gloria de los altares por el milagro de su curación en 2011.

El 14 de abril de aquel año se le diagnosticó a Mora un aneurisma cerebral con muy pocas expectativas de vida.

Acompañada de su esposo, Edwin Arce, la afortunada relató su testimonio en una conferencia de prensa en la que estuvo presente el médico Alejandro Vargas, que le detectó el aneurisma y siguió su caso.

La mujer dijo que nunca perdió la fe y que el 1 de mayo de 2011 siguió por televisión la beatificación de Juan Pablo II a pesar de los medicamentos, que la hacían dormir por muchas horas. "Al siguiente día cuando me desperté y vi una revista en conmemoración de la beatificación, y escuché una voz que me dijo: 'levántate, no tengas miedo'", contó entre lágrimas esta vecina de la comunidad de Tres Ríos, provincia de Cartago, unos 10 kilómetros al este de San José.

En ese momento, afirmó, se sintió bien pues los fuertes dolores de cabeza desaparecieron, y la curación de la que ella estaba segura había sido objeto se confirmó en noviembre de 2011, cuando le practicaron estudios médicos de seguimiento. "El 11 del 11 del 2011 la gran sorpresa es que el reporte médico indicó que todo era normal, no había aneurisma ni lesión cerebral", manifestó el médico Vargas ante los periodistas.

Para Mora, su curación es un milagro concedido por Dios a través de la intercesión de Juan Pablo II, a quien ella considera "un santo aún cuando estaba vivo". "No vean a esta mujer, vean la realidad. Las explicaciones médicas no existen. Yo soy el testimonio de que Dios existe y que él es muy grande. Dios está presente y no me bendijo a mí, bendijo a Costa Rica y al mundo entero", expresó Mora.

El Vaticano anunció este viernes que los papas Juan Pablo II y Juan XXIII serán proclamados santos, luego de que el papa Francisco promulgara el decreto por el que se reconoce un segundo milagro por la intercesión de Juan Pablo II.

Francisco también decidió canonizar a Juan XXIII, sin que se haya anunciado un segundo milagro por su intercesión, como contempla la normativa vaticana. De momento se desconoce la fecha oficial de la ceremonia de canonización, aunque según el portavoz vaticano, Federico Lombardi, será presumiblemente a finales de este año.

En esa ceremonia, Floribeth Mora llevará las reliquias de Juan Pablo II para entregarlas al papa Francisco, confirmó hoy la Iglesia católica costarricense.

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.