Latinoamérica|23 abr 2013, 12:46 PM|POR EFE

El diálogo colombiano abre otro ciclo en Cuba con nuevas caras en las FARC

"Queremos resultados. Es la instrucción que hemos recibido del presidente Santos"
El guerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) Jorge Torres Victoria (c), alias "Pablo Catatumbo", lee un comunicado hoy, martes 23 de marzo de 2013, en el Palacio de Convenciones de La Habana (Cuba).

LA HABANA.- El Gobierno de Colombia y las FARC reanudaron hoy en Cuba su diálogo de paz con la aspiración de cerrar el debate sobre la cuestión agraria, con nuevos negociadores de la
guerrilla y con la propuesta de reelección del presidente Juan Manuel Santos como telón de fondo.

Tras un mes de receso, ambas partes volvieron a sentarse en la Mesa de La Habana con el equipo negociador de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FARC) ampliado por la incorporación de "Pablo
Catatumbo", Victoria Sandino Palmera, Freddy González, Lucas Carvajal, Laura Villa y Sergio Ibáñez.

Se trata de un "poderoso refuerzo" del equipo que muestra "la inmensa voluntad de paz" que tiene la guerrilla, según el jefe de la delegación, "Iván Márquez" (Luciano Marín Arango).
Por su parte, los negociadores del Gobierno dijeron que se han facilitado esas incorporaciones como "un voto de confianza" en el proceso.

"Esperamos que este nuevo aire sirva para concretar el cierre del primer punto de la agenda y dar así la señal que los colombianos esperan", dijo Humberto de la Calle, quien dirige el equipo
negociador del presidente Santos.

La aspiración de ambas partes en esta octava ronda de negociación es culminar la discusión sobre el tema de la tierra, el primer punto de la agenda y que está sobre la mesa desde que comenzaron las
conversaciones en noviembre, para pasar al siguiente tema: la participación política de los guerrilleros si se firma la paz.

Los negociadores del Gobierno subrayaron hoy que "este es un proceso que no se puede prolongar indefinidamente".

"Queremos resultados. Es la instrucción que hemos recibido del presidente Santos", enfatizó De la Calle.

Ante la controversia que el proceso de paz suscita en Colombia, mel jefe de los negociadores del Gobierno saludó la crítica democrática pero también apeló a la sensatez.

"Que no se ataque al Gobierno por supuestos acuerdos que no se han hecho y nunca se harán con la guerrilla", reclamó De la Calle quien reiteró que la paz no será a cualquier coste ni "a las
bravas".

Recordó a los colombianos y a la guerrilla que en La Habana no se está negociando ni el modelo económico de Colombia -"estamos claros en el respeto a la inversión extranjera y la propiedad privada", señaló- ni la doctrina militar del país, entre otros temas que han planteado las FARC.

En la apertura de este nueva ronda de conversaciones planeó el debate abierto en Colombia sobre la propuesta del presidente Santos para una reelección de dos años.

Las FARC quisieron dejar claro que su compromiso está con el proceso de paz y no con la reelección presidencial, según dijo Catatumbo (alias de Jorge Torres Victoria) en su "debut" ante los
medios de comunicación en La Habana.

"Por ahora el presidente (Santos) ha retirado la propuesta dejando un sabor a improvisación, dejando un sabor a echada para atrás. Y eso tiene varias lecturas", aseveró el comandante del Bloque Occidental de las FARC, uno de los más activos desde el punto de vista militar en el suroeste del país.

En cualquier caso, este jefe guerrillero considera que "a la paz lo que le conviene es seguir persistiendo en encontrar el camino de la reconciliación de la familia colombiana cualquiera que sea el
presidente que gobierne Colombia".

Desde el equipo gubernamental, De la Calle quiso desligar esa polémica del proceso de diálogo: "las discusiones recientes sobre la hipotética duración del periodo de los elegidos nada tiene que ver
con la Mesa de La Habana ni alteran la necesidad de actuar con eficiencia y de manera expedita", indicó.

Santos, cuyo mandato termina en agosto de 2014, propuso la semana pasada la posibilidad de ser reelegido sólo para dos años y que a partir de entonces, en 2016, los periodos presidenciales pasen de
cuatro a seis años sin posibilidad de reelección.

Aunque Santos habló de una reelección mediante unos comicios, en  medios políticos se conjeturó sobre la posibilidad de una ampliación de mandato sin reelección y por ello el presidente de Colombia
aclaró el lunes su propuesta en una carta al Congreso.

La nueva ronda negociadora, que se celebra en La Habana, sede permanente del proceso, tendrá como los anteriores una duración de once días y mantendrá la misma dinámica de celebrar tres jornadas
seguidas de trabajo a las que sucederá una de receso.

Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.