Latinoamérica|07 may 2013, 4:25 PM|POR AP / LIBARDO CARDONA

Amenazan a ocho periodistas en Colombia

Un panfleto con las amenazas llegó el martes temprano a dos medios de comunicación
BOGOTA.- Al menos ocho periodistas de la costa norte de Colombia fueron amenazados en un panfleto suscrito por un grupo armado contrario a la devolución a sus legítimos dueños de las tierras arrebatadas por bandas ilegales, informaron el martes agremiaciones periodísticas.

Un panfleto con las amenazas llegó el martes temprano a dos medios de comunicación de la ciudad de Valledupar, capital del departamento de Cesar y a 655 kilómetros al norte de Bogotá.

En el panfleto están los nombres de ocho reporteros de aquella ciudad y lo firma un grupo autodenominado "Ejército de antirrestitución de tierras", denunciado en el pasado por algunas ONG.

El papel, fechado el 5 de mayo, dice que los ocho periodistas son declarados "objetivo militar", es decir, que pueden ser atacados, explicó telefónicamente Andrés Morales, director de la no gubernamental Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), en Bogotá.

Algunos de los periodistas mencionados en el panfleto expresaron a la AP en entrevista telefónica que no es la primera vez que reciben este tipo de amenazas; de hecho, algunos de ellos cuentan con escoltas policiales.

El texto del panfleto llegó a la emisora Maravilla Stereo y al diario El Pilón, ambos en Valledupar, dijeron el periodista Jaime José Daza, uno de los ocho comunicadores amenazados y quien labora para la radio Maravilla Stereo, y Katia Ospino, otra de las amenazadas y quien se desempeña como corresponsal del noticiero de televisión Noticias Uno.

El coronel Juan Pablo Guerrero, comandante de la policía en Valledupar, dijo que ya tenían un ejemplar del panfleto, que investigaban su origen y comenzaron rondas de protección en las casas y sitios de trabajo de los ocho periodistas.

"No teníamos conocimiento de una amenaza masiva contra periodistas en este región en los últimos años...estamos en el deber de actuar para garantizar la seguridad de ellos", dijo el oficial en diálogo telefónico.

Los reporteros atribuyeron las amenazas a recientes trabajos en los que mencionan el despojo de tierras y los reiterados intentos de acallar distintas denuncias en Cesar.

El panfleto dice que "en nombre del grupo de antirrestitución de tierras en la Costa Caribe, se informa a todos los vallenatos que a partir de este momento los siguientes periodistas 'sapos' (o delatores) son declarados objetivo militar y tienen 24 horas para salir de la ciudad", dijo Ospino.

"Debe quedar claro que si siguen metiendo sus narices en los casos de restitución de tierras y víctimas serán ustedes las próximas. Es el único y último llamado que se les hace", agregó sobre el contenido del comunicado Ospino, de 31 años.

Los ocho reporteros amenazados son: Daza, Ospino así como Herlenci Gutiérrez, de RCN Radio; Damaris Rojas, del diario Al Día; Renier Asprilla, del periódico El Heraldo; Ubaldo Anaya, de la radio RPT; Martín Mendoza, de Caracol Televisión, y Oscar Arzuaga, de Radio Guatapurí.

"Que quede claro", se insiste en el panfleto, "que todo aquel que pretenda torpedear el proceso se sumará a la larga lista de víctimas en este país. El llamado es para todos los periodistas y funcionarios sapos".

La reportera Ospina, con 12 años en el oficio, sostuvo que ha hecho varios informes sobre restitución de tierras y que la de la jornada es la segunda amenaza que recibe en poco más de un año. Actualmente anda con un escolta de la policía.

"No me parece justo que nos levantemos todos los días a hacer nuestros informes noticiosos y a mantener informado al país de lo que está aconteciendo con estos temas, hoy nos merezca una amenaza", comentó Ospino, quien desde hace cuatro años labora en Noticias Uno.

"Esto nos desestabiliza laboral, emocional y familiarmente, esto es muy duro", enfatizó la reportera.

En tanto, Daza, de 43 años, recordó que en el pasado en Valledupar fueron asesinados dos destacados periodistas: Amparo Jiménez Payares, en 1998, y Guzmán Quintero Torres, un año después.

Sobre la intimidación de la jornada, Daza, que también tiene que trabajar con dos escoltas policiales, observó que lo que buscan los ilegales "es intimidar y acallar a la prensa en el Cesar". Es la tercera amenaza que recibe en menos de dos años, indicó.

Andrés Morales, de la FLIP, comentó que el caso de los ocho periodistas de Valledupar ya estaba en manos del Ministerio del Interior.

El miércoles pasado, el periodista Ricardo Calderón, jefe de investigaciones de la revista bogotana Semana, salió ileso de un atentado con bala en una carretera cercana a Bogotá.

La FLIP estima que un 87% de los 140 asesinatos de periodistas ocurridos en Colombia desde 1977 permanecen impunes. Sólo 17 casos han terminado con sentencia condenatoria.

En 2012, al menos un periodista fue asesinado en el país en razón de su oficio, según la FLIP.
Yo estuve ahí Si fuiste testigo de esta noticia envianos más informacion aqui...

Enviar
Anuncios Google
Powered by OverKontrol - Omnimedia 2013 © Todos los derechos reservados.